¿Estamos siendo engañados?: estudio revela que bolsas plásticas "ecológicas" siguen provocando daños en el medio ambiente

Esto no es una buena noticia, para nada.

Por Nathaly Lepe

Desde que estamos recibiendo bolsas biodegradables nos sentimos mucho más confiados en que el daño que le hacemos al mundo es menor, hasta que leamos lo siguiente. Todo porque tras un experimento de tres años, llevado a cabo por la Unidad de Investigación de Basura Marina Internacional de la Universidad de Plymouth, los resultados son bastante poco esperanzadores.

"¡Mi experimento de 3 años ha salido hoy! Esta es una bolsa de plástico biodegradable después de 3 años en el medio marino y puede llevar una bolsa llena de compras. Los elementos biodegradables / compostables no necesariamente se descomponen rápidamente en entornos naturales como el océano", compartió en su cuenta de Twitter Imogen Napper, la científica que dirigió la investigación.

Lo impresionante es que la bolsa sigue intacta, excepto por un pequeño cambio de color.

El resultado del estudio da cuenta de manera inédita y por primer vez que ni las bolsas compostables, ni dos formas de bolsas biodegradables y ni las bolsas de transporte convencionales después de una extensa exposición a condiciones complejas, en el mar, aire y tierra se descomponen completamente.

Resultados individuales

De acuerdo con el trabajo de la Unidad de Investigación de Basura Marina Internacional -que cita el diario inglés The Guardian– sólo la bolsa compostable parece haber tenido un mejor resultado.

Tras revisar las muestras, se logró establecer que después de tres años, las bolsas “biodegradables” que habían sido enterradas en el suelo y en el mar pudieron llevar de compras.

En el caso de la bolsa compostable, tras 27 meses enterrada, se veía completa pero no pudo sostener ningún peso sin rasgarse.

Pese a los resultados, los investigadores dicen que se necesita más trabajo para establecer cuáles son los productos de descomposición y para considerar las posibles consecuencias ambientales, planteando de paso la duda acerca de si se puede confiar en las formulaciones biodegradables para ofrecer una tasa de degradación suficientemente avanzada y, por lo tanto, una solución realista para la Problema de la basura plástica.

La investigadora a cargo del proyecto, la doctora Napper, sostuvo tras revisar las muestras que “después de tres años, me sorprendió mucho que cualquiera de las bolsas todavía pudiera llevar una gran cantidad de compras. Para las bolsas biodegradables poder hacer eso fue lo más sorprendente".

"Cuando vea algo etiquetado de esa manera, creo que automáticamente asume que se degradará más rápidamente que las bolsas convencionales. Pero, después de tres años por lo menos, nuestra investigación muestra que tal vez no sea el caso ", sentenció.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo