La echaron de la policía luego de que la acusaran de robar autos y se daba una vida de lujo junto a su banda utilizando un dron para cometer delitos

Espiaban desde el aire a sus víctimas antes de los asaltos.

Por Camilo Henríquez

El 5 de mayo de 2014, Johana Gaujan ingresó a la Policía de Buenos Aires y duró poco más de dos años ya que fue dada de baja el 10 de julio de 2016.

Sus compañeros descubrieron que cuando estaba de franco “aparentemente se dedicaba a robar autos” y debido a varias acusaciones finalmente fue apartada de sus funciones y cesada de su trabajo, señala TN.

La joven de 26 años no dejó su vida como delincuente y junto a dos cómplices comenzaron a asaltar casas en La Plata con la ayuda de un dron.

El grupo llegaba hasta un barrio y con el dron vigilaban las casas, los movimientos de sus habitantes y miraban las pertenencias que podían sustraer, indica Clarín.

El pasado 21 de abril una familia que fue víctima de la banda hizo una denuncia luego de que el trío ingresara con pistolas y armas blancas, los amenazaran y escaparan del lugar con múltiples especies y la camioneta del dueño de casa.

Las denuncias comenzaron a multiplicarse y en varias de ellas se repetía la presencia del dron sobrevolando la zona.

Finalmente, Gaujan fue arrestada junto a dos sujetos, uno de los cuales era su pareja, y fueron incautadas tres armas, un chaleco antibalas, una escopeta, anillos, cadenas y relojes de oro, entre otras cosas.

Los medios argentinos, además, apuntaron que la joven "con el dinero de los robos, se sometió a una cirugía estética para aumentar el tamaño de su busto, sumó algunos tatuajes e hizo viajes que mostraba en sus redes sociales".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo