El devastador informe de Naciones Unidas que confirma que el hombre ha alterado el mundo natural a un ritmo "sin precedentes en la historia de la humanidad"

Debemos cambiar, ahora.

Por Nathaly Lepe

Son 1.500 páginas de uno de los informes más exhaustivos que hasta la fecha se haya realizado para analizar los efectos que el hombre ha producido en el planeta, y el primer avance es realmente devastado. El documento de la Organización de Naciones Unidas será publicado este año y su primer borrador, publicado este lunes en París tras ser aprobado por EE.UU. y otros 131 países revela una incómoda realidad.

El documento, compilado por cientos de expertos internacionales y basado en miles de estudios científicos, confirma que los seres humanos han transformando tan dramáticamente los paisajes naturales de la Tierra que hasta un millón de especies de plantas y animales están ahora en peligro de extinción.

Esta situación representa una grave amenaza para los ecosistemas de los que las personas de todo el mundo dependen para su supervivencia, considerando que la civilización está alterando el mundo natural a un ritmo "sin precedentes en la historia de la humanidad".

Según los datos del reporte que destaca el New York Times, las plantas y animales nativos han disminuido en un 20% o más desde el siglo pasado en todos los hábitats naturales.

Y eso nos es todo, porque debido al aumento de la población humana, que ya supera las 7 mil millones de personas, las actividades como la agricultura, la tala, la caza furtiva, la pesca y la minería han dejado efectos realmente dañino. 

El efecto del calentamiento global

El informe preliminar deja entrever que se ha analizado además la amenaza del calentamiento global, como uno de los principales impulsores del declive de la vida silvestre. Según la evaluación, esta situación apunta a la pérdida de biodiversidad tendrá una fuerte aceleración hasta el 2050, particularmente en los trópicos.

Eso sin embargo, a menos que los países intensifiquen drásticamente sus esfuerzos de conservación.

Pese a que este documento no es el primero en hacer un análisis de la compleja situación actual de los ecosistemas de la Tierra, de manera tan sombría, punta más allá y se mete en el tema del bienestar humano y el destino de otras especies.

"Durante mucho tiempo, la gente simplemente pensó que la biodiversidad era un ahorro para la naturaleza por sí misma", señaló al medio estadounidense dijo Robert Watson, presidente de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas, que realizó la evaluación a solicitud de los gobiernos nacionales.

"Pero este informe deja en claro los vínculos entre la biodiversidad y la naturaleza y cosas como la seguridad alimentaria y el agua limpia en los países ricos y pobres".

Previamente se había calculado que la naturaleza proporciona alrededor de $24 billones de dólares en beneficios no monetarios para los seres humanos cada año, pero con la sobre explotación y la degradación de la tierra, que ha afectado la productividad agrícola en el 23 por ciento de la superficie terrestre del planeta, según el nuevo informe, se está poniendo en riesgo hasta 577 mil millones de dólares en la producción anual de cultivos.

Catástrofes

El documento apunta además que la pérdida de bosques de manglares y arrecifes de coral a lo largo de las costas podría exponer a más de 300 millones de personas a un mayor riesgo de inundaciones.

Por otra parte, tras catalogar solo una fracción de los seres vivos, unos 1.3 millones; los científicos apuntan en el informe estima que puede haber hasta 8 millones de especies de plantas y animales en el planeta, la mayoría de ellos insectos, de las cuales desde el año 1.500, al menos 680 especies han desaparecido, incluida la tortuga gigante de las islas Galápagos y el zorro volador de Guam.

Por lo que el informe advierte sobre una inminente crisis de extinción, con tasas de extinción actualmente decenas a cientos de veces más altas que en los últimos 10 millones de años.

Por lo mismo, entre las conclusiones se advierte la necesidad de que las naciones intensifiquen sus esfuerzos para proteger los hábitats naturales que quedan, ya que de no concretar medidas reales se podría presenciar la desaparición del 40 por ciento de las especies de anfibios, un tercio de los mamíferos marinos y un tercio de los corales formadores de arrecifes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo