La ciencia prueba que jugar Pokémon hace crecer el cerebro: estudio revela que quienes conocen todos los personajes después de Pikachu desarrollaron nueva inteligencia

Yo sólo me aprendí los de la primera generación.

Por Nathaly Lepe

Si eres de esas persona que se sabe de memoria los nombres de los 809 Pokemón de cada una de las siete temporadas, puede que seas un genio y que tu cerebro sea mejor que el de muchos de nosotros.

Por lo menos así o postula un estudio de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, que se acaba de publicar en la revista Nature Human Behavior, en el que se logró concluir que las personas que jugaron el juego cuando eran niños han desarrollado un conjunto único de células cerebrales dedicadas a reconocer los cientos de diferentes especies de Pokémon.

Es decir, según el propio autor del trabajo, los hace más inteligentes. "La mayoría de los expertos en Pokémon que participaron del estudio están cursando sus doctorados en ciencias o trabajaron en una empresa como Google, por lo que no hay pruebas que sugieran que Pokémon haya tenido un impacto adverso", dijo Jesse Gómez.

"La organización funcional de la corteza visual humana de alto nivel, como las regiones selectivas de cara y lugar, son sorprendentemente consistente en todos los individuos. Una cuestión sin respuesta en materia de neurociencia. Para responder a esta pregunta, tenemos una experiencia visual completa con Pokémon", dice el trabajo.

"Estos personajes pixelados, similares a los animales, son diferentes de otras categorías de naturalización, como caras y lugares, a lo largo de dimensiones críticas (sesgo foveal, rectilinealidad, tamaño, animación). La experiencia de Pokémon demuestra distintas respuestas corticales distribuidas a Pokémon, pero también lo hace la excentricidad retiniana experimentada durante la infancia. Puede predecir el lugar de las respuestas de Pokémon en la edad adulta", agrega. 

pokémon Getty

Inteligencia Pokémon

Según el análisis este crecimiento de células se produce en el lóbulo temporal, ubicado justo detrás de las orejas, las que  aparecen en el mismo lugar en la mayoría de las personas, a pesar de las diferencias en edad, sexo o raza.

Este tipo de crecimientos no son tan inusuales como se cree y así ha sido comprobado en otros estudios. Es más, incluso existe una llamada "neurona de Jennifer Aniston" descubierta por un neurocientífico de la UCLA en 2005, cuyo propósito principal parece ser reconocer las imágenes de la famosa actriz.

Hay otras investigaciones que se han centrado además en las neuronas similares  para otras celebridades como Bill Clinton, Julia Roberts, Halle Berry y Kobe Bryant.

Pese a que el autor del estudio destaca que "esto es bastante notable, y no hay dudas sobre el misterio abierto en neurociencia", hay ,ucho trabajo para recorrer antes de darle una mayor comprobación.

Sin embargo, Gómez detalla que "crecí jugando Pokémon. El juego recompensa a los niños por individualizarse entre cientos de Pokémon de aspecto similar y es a menudo utilizado en la infancia, un período de 'ventana crítica' donde el cerebro es especialmente plástico y responde a la experiencia", dijo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo