¿Cuándo ocurre la primera lluvia de importancia en Santiago y las principales ciudades de Chile?: el estudio de Meteorología que responde a la duda

En la capital ya debieron sentirse las primeras lluvias de importancia, pero no pasó nada.

Por Christian Monzón

"¿Cuándo creen ustedes ocurre la primera lluvia importante en su ciudad?". Esa pregunta respondió la Dirección Meteorológica de Chile en un artículo publicado en su sitio web, en donde dejaron en claro que cada vez se demora más en llegar las precipitaciones en Santiago.

En ese sentido, definieron como "lluvia de importancia" a "los eventos en que se superen los 5 mm en 24 horas. Con esto se eliminan todos los eventos de lluvia débil, chubascos ligeros o incluso lloviznas".

Tras esto, indicaron en que fecha históricamente ocurren las primeras precipitaciones en el capital y otras ciudades grandes de Chile, sin considerar a las urbes localizadas en el norte del país, "debido a que climatológicamente las precipitaciones no superan los 2.5 mm al año".

Para realizar el estudio, Meteorología indicó además que "para responder esta interrogante es necesario recurrir a los datos históricos y ver cómo ha sido el comportamiento de las lluvias en los últimos 30, 50 o 100 años. Para estudios como este, generalmente se utiliza un periodo climatológico o 'periodo normal', típicamente de 30 años entre 1981 y 2010".

¿Cuándo debieron ser las lluvias en Santiago?

Para Santiago, la primera lluvia de importancia tendría que ser entre el 29 de marzo y el 28 de abril, lo que deja en claro que las precipitaciones ya vienen atrasadas.

En ese sentido, se señala que en la Región Metropolitana "en los últimos años la estación lluviosa se ha trasladado a fines de mayo y mediados de agosto. Esto implica, además, un retraso en las primeras grandes lluvias de la temporada, las que normalmente se esperaban para fines de marzo y que en los últimos años se han estado registrando casi a comienzos de invierno".

¿Qué pasa con las otras ciudades?

En La Serena por ejemplo, las lluvias comienzan a partir del 6 de mayo. En tanto, en Valparaíso se dan entre el 14 de abril y el 10 de mayo. Al sur de Santiago, las precipitaciones empiezan antes. Por ejemplo, en Curicó las fechas datan de entre el 9 de marzo y el 12 de abril, mientras que en Chillán y Concepción se inician el 26 y el 28 de febrero respectivamente.

Más al sur en tanto,  los datos climáticos de Meteorología indican que "estos eventos pueden registrarse durante cualquier época del año, a diferencia de lo que sucede en la zona centro, donde este tipo de eventos se encuentran acotados principalmente a las estaciones de otoño e invierno".

Los inviernos ya no son lo que eran

"¿Has escuchado el dicho 'ya no llueve como antes'?… nosotros, ¡muchas veces!", se señala en el artículo del organismo. En ese punto, destacan que si toman el inicio y el fin de "la estación lluviosa de seis ciudades de la zona centro de nuestro país", los resultados demuestran que efectivamente no están tan equivocados los que piensan que el invierno y las precipitaciones ya no son como eran.

"Normalmente la estación lluviosa en La Serena comienza cerca del 6 de mayo y termina aproximadamente a principios de septiembre. Al analizar y comparar los últimos 10 años encontramos que la temporada de lluvias se redujo significativamente, quedando acotada a un par de semanas en el mes de junio, como puede apreciarse en la figura inferior", se afirma.

"Esta situación se repite en las otras ciudades analizadas. En Valparaíso, por ejemplo, el periodo lluvioso el cual climatológicamente se encuentra entre abril y mediados de octubre, en los últimos años se ha visto reducido entre los meses de mayo y agosto. En Santiago, el panorama no es distinto, y en los últimos años la estación lluviosa se ha trasladado a fines de mayo y mediados de agosto. Esto implica, además, un retraso en las primeras grandes lluvias de la temporada, las que normalmente se esperaban para fines de marzo y que en los últimos años se han estado registrando casi a comienzos de invierno", se agrega.

Esto mismo ocurre en las regiones de Ñuble y del Biobío, a diferencia de lo que acontece al sur de éstas, ya que en los "últimos años no hay grandes variaciones y las temporadas lluviosas se mantienen, en general, durante todo el año entre las ciudades de Temuco y Puerto Montt".

"En suma, la estación lluviosa de distintas ciudades de la zona centro han evidenciado una significativa disminución al compararlas con los últimos 10 años, lo que también ha significado un retraso en el registro de las primeras grandes lluvias", remata el artículo.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo