Las polémicas "zonas rosa" que dividen a Alemania: crean espacios para que traficantes puedan "trabajar" sin problemas en la venta de drogas

La medida fue adoptada por el administrador del parque y ha generado una fuerte polémica con la policía y los políticos de Berlín.

Por Nathaly Lepe

Se imaginan llegar al Parque O'Higgins o al Padre Hurtado de La Reina, y se encuentran con una zona delimitada y bien marcada dónde estén todos los traficantes reunidos vendiendo droga, pero con el permiso de la administración, que tiene absolutamente claro lo que están haciendo.

Suena extraño, pero en Berlín, Alemania, es una rara realidad gracias a las polémicas "zonas rosa" en el Parque Görlitzer, un popular punto de encuentro en el moderno distrito de Kreuzberg, en el que la venta de drogas está quitándole los espacios a los vecinos. 

La idea es del administrados del parque, Cengiz Demirci, quien estableció una serie de puntos donde podrán operar los vendedores de drogas, los que estarán demarcados con pintura en aerosol de color rosa.

El tema está generando un fuerte debate -según el reporte del diario inglés The Guardian– por la posibilidad de permitir que pandillas delictuales actuen casi como el comercio formal.

"Este método tiene un razonamiento puramente práctico", aseguró Demirci en una entrevista con la radio local RBB, asegurando tajantemente que "no es legalizar la venta de drogas".

zona rosa berlín AP

Crítica y polémica

El administrador del parque alemán, defendió su determinación, agregando que la venta de droga disminuiría si los permisos a los migrantes para trabajar se agilizaran, porque la mayoría de quienes se dedican a vender drogas en el parque son solicitantes de asilo. 

Sin embargo, desde la policía han sido realmente críticos con la medida.

En este sentido, el vocero de la sucursal de Berlín del Sindicato de la Policía, GdP,Benjamín Jendro, expresó que "lo que se necesita para garantizar que el parque esté libre de drogas y delitos, es una presencia constante de la policía y una resolución judicial".

Por su parte, el ministro del Interior de Berlín, Frank Henkel, declaró en abril que tendrían una actitud de "tolerancia cero" hacia los traficantes de drogas en el parque Görlitzer, aunque los residentes locales han manifestado que nada había cambiado desde entonces.

Para los políticos de Berlín la situación del parque Görli ha sido un dolor de cabeza durante décadas y la decisión de establecer zonas rosa no viene a remediar nada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo