La primera chilena en certificarse como consultora del método de Marie Kondo: "No se trata solamente de ordenar y doblar la ropa, también aprendes a conocerte a ti mismo"

Jennifer Smith vive en Suiza y viajó a Londres a hacer el seminario con la nueva gurú del orden y que se transformó en un éxito global en Netflix. Para ella, apenas descubrió los conceptos del método KonMari, sintió "amor a primera vista". Esta es su historia.

Por Christian Monzón

"En el mundo existen muchos 'sistemas de organización' con cajas, cajitas y cajones que en resumidas cuentas no funcionan. Lo sé por experiencia propia. Leyendo 'La magia del orden' comprendí que me había convertido en una acumuladora experta, porque vivía con todo guardado en cajas con tapa, los objetos no se veían y esto me daba una falsa idea de orden".

Así cuenta la chilena Jennifer Smith, de 41 años y quien vive hace una década en Suiza, cómo fue que terminó siendo una de las tantas personas que se maravilló con Marie Kondo, la consultora de organización japonesa que se convirtió en un fenómeno global gracias a sus dos libros y a la serie de Netflix "¡A ordenar con Marie Kondo!", llegando incluso el 2015 a ser sindicada como una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista Time.

Pero el interés de nuestra compatriota fue más allá y viajó desde Locarno a Londres a asistir a un seminario con la propia nipona, siendo la primera chilena en certificarse oficialmente como consultora del método KonMari.

Smith, quien trabaja para una empresa multinacional y que en la actualidad también hace asesorías tanto a personas como a empresas sobre las enseñanzas de Kondo a través de su firma Space Therapy, señaló a Publimetro cuáles fueron las razones que la llevaron a encantarse con este método.

Kondo Todas las participantes del seminario. Cortesía

"Fueron principalmente dos factores: Primero, al tratarse de una metodología, tiene una estructura y reglas simples. Se puede enseñar y, por tanto, transmitir y difundir; que todos puedan aprender a ordenar", afirma.

"Segundo, el método se basa en la filosofía zen. Lamentablemente, muchas personas que hablan del método y no lo conocen bien, pasan por alto por este detalle importante. La filosofía zen atribuye al orden físico la capacidad de aumentar la autoestima, liberar la mente, dar valor a los objetos con los que estamos más encariñados, desmotiva de adquirir cosas innecesarias y también nos ayuda a desapegarnos del pasado", explica.

En ese punto, destaca que "todos estos elementos nos pueden hacer vivir de manera menos estresada y más armoniosa. El método KonMari tiene este factor mental y emocional que el "comprar cajas" no te da. Además, aprendes que no se trata solamente de ordenar y doblar la ropa de una determinada manera; también aprendes a conocerte a ti mismo".

Smith asegura que apenas descubrió las enseñanzas de la japonesa, sintió "amor a primera vista". Leí ambos libros y me gustaron muchísimo. Estaba convencida que el método era bueno y quería experimentarlo en primera persona y de inmediato. Siempre recordaré la sensación de gran alivio que comencé a sentir en aquellos días, como si me quitaran un gran peso de encima. Ahí experimenté la satisfacción que se siente al rodearnos únicamente de cosas que nos hacen felices. Marie Kondo no exagera cuando dice que te transforma la vida. Me hizo tomar conciencia de qué cosas eran realmente importantes para mí", expresó.

El seminario

Por lo mismo, cuando supo que Marie Kondo iba a Londres en el Reino Unido el 2018 a hacer un seminario para certificarse como consultor de su método, no dudó ningún segundo en viajar desde Suiza.

"Al inscribirme, necesité enviar fotografías de mi casa ordenada con el método KonMari. Éste es el primer requisito para pasar la selección. Era el primer curso de Marie Kondo fuera de Estados Unidos y había mucha expectación, porque ella era ya conocida y sus libros se habían vendido bastante bien en Europa".

"Fueron tres días donde compartí con otras 100 participantes de 32 países (…) yo era la única chilena. Después del seminario tuve que ejecutar el método KonMari con un par de clientes y preparar reportes con todos los detalles de mi experiencia con ellos y cómo habíamos realizado la reorganización. Fue un proceso bastante largo y serio, sujeto a auditorías sorpresa", señaló.

En ese sentido, recalcó que "es riguroso porque KonMari Media quiere asegurarse que sepas exactamente qué hacer y que sabrás como actuar en cada situación que se presente. Luego debí hacer un test online con distintos niveles y casos que resolver".

Asesorías con el método KonMari

Luego de certificarse oficialmente, Smith realiza asesorías con el método tanto a personas particulares como a empresas. "Las sesiones personales son en casa de los clientes. Hasta ahora va bien. En un comienzo las personas son un poco tímidas al mostrarte el desorden que tienen, pero una vez que entienden que estás ahí para enseñarles y guiarlos y no para juzgarlos, se abren de a poco y terminan contándote la historia que hay detrás de cada objeto que poseen".

Jennifer Smith Jennifer Smith. Cortesía

"Una vez que acabamos de realizar el método KonMari en toda la casa, observo que mis clientes han cambiado; de hecho, ellos mismos me lo dicen y me dan las gracias. Es muy emotivo porque me confirma que el método KonMari realmente transforma la vida de las personas. Por eso, mi actividad se llama "Space Therapy": es hacerle terapia a la casa y finalmente mejorar la vida de quienes viven en ella", explica la chilena.

Respecto a las asesorías a empresas, remarca que "mi experiencia laboral me ha llevado a trabajar en realidades profesionales con altos estándares, donde he aprendido que calidad y eficiencia son importantes, pero también he notado que nadie piensa que el desorden físico también es un factor a considerar cuando en una empresa las cosas no van bien o que, a pesar de los esfuerzos, algo no funciona al 100%".

Por último, Smith afirma en la actualidad en su lugar de trabajo está participando "en un proyecto, asociado al método KonMari en las oficinas, que combina una metodología para mejorar los procesos productivos en la línea de producción. Esta es mi primera colaboración y estoy acumulando la mayor cantidad de experiencia posible porque es el tipo de asesorías que quiero ofrecer en Chile. Estoy segura de que puede ser un aporte a la cultura empresarial del país".

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo