El mejor lugar para ir a ver películas de todos los tiempos: así es la sala de cine que tiene camas de doble plaza en vez de asientos

Tienen almohadas, sábanas y frazadas. Es lo máximo.

Por Christian Monzón

Ir al cine puede pasar de ser uno de los mejores pasatiempos posibles a uno de los peores, cuando te toca estar delante del niño que patea el asiento, o estar detrás de una persona que sea más alta que tú. O peor aun, que la butaca no sea tan cómoda y debas aguantar dos horas en una posición en la que te no sientas tan a gusto.

Por lo mismo, un empresario llamado Venanzio Di Bacco ideó un método en donde nada de esto te moleste y que a la vez atraiga a todas las personas que son felices en sus dormitorios viendo Netflix o Amazon.

¿Cómo lo hizo?

El hombre, quien es CEO de Pathé Suiza, decidió que en vez de intentar buscar los asientos más cómodos posibles, lo mejor que podía hacer era poner camas de dos plazas, con almohadas, reposa cabezas ajustables, sábanas y frazadas. Además, tiene comida y bebida gratuita incluida en el precio.

El helvético, quien podría tener algo de la genialidad que tiene su compatriota Roger Federer, colocó once camas en cada sala e incluso creó una especial para niños, con camas de una plaza especiales para que los menores puedan disfrutar, además de golosinas, un tobogán y una fosa con pelotitas de colores.

La gran duda

Tras darse a conocer la existencia de estas salas de cine, las cuales fueron inauguradas a inicios de mayo, de inmediato surgió la duda sobre si las camas son higiénicas, considerando la cantidad de personas que pasan por ellas.

Ante esto, Di Bacco señaló que sí, afirmando que la ropa de cama es cambiada totalmente después de cada función, y que han probado el sistema en varias ocasiones sin tener ningún inconveniente.

"El aspecto de la higiene es muy importante para nosotros. La oferta es única en Suiza. Pero probamos el concepto en el extranjero y hasta ahora no tuvimos problemas", afirmó al sitio web 20 Minutos, en declaraciones consignadas por el Daily Mail.

Lo importante: sus valores

Y si bien están ubicadas en Suiza, pero igual uno quiere saber cuánto saldría ir a ver "Avengers: Endgame" al cine, acostado en una cama y comiendo alegremente sobre ella.

El precio de la entrada a la sala es de 33 mil pesos, lo cual es $20 mil más caro que el valor de una entrada normal en la misma cadena.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo