Sintió ruidos en su casa y encontró a la ladrona más extraña del mundo: se sentó en el sofá, acarició al perro, lavó los platos y se fue

No se llevó nada.

Por Camilo Henríquez

Una familia en el condado de Vinton en Ohio vivió una situación que superó toda su comprensión luego de que un “ladrona” entrara a su hogar hace unos días.

Según una de las víctimas, sintieron ruidos cerca de las 9 de la mañana y vieron a una mujer que había entrado por la puerta trasera a la vivienda.

Tras ello, Cheyenne Ewing, como fue identificada posteriormente la mujer, se sentó en el sofá del living y se dio tiempo para acariciar al perro.

Luego fue hasta la cocina y lavó la loza que estaba sucia antes de dejar la casa sin llevarse nada.

La policía llegó hasta la vivienda “asaltada” y mientras una de las víctimas del extraño suceso entregaba más detalles del caso, una patrulla encontró en la calle a una mujer que coincidía con la descripción de Cheyenne.

Cheyenne había estado golpeando las puertas de otras casas del vecindario y los uniformados notaron que estaba “bajo la evidencia de narcóticos”.

Tras ser detenida entregó un nombre falso y dijo que llevaba dos días sin dormir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo