“Experimentó una conversión religiosa”: será ejecutado por matar a su esposa, rechazó su última cena y pidió que se la den a una persona sin hogar

Don Johnson ha pasado la mitad de su vida en el corredor de la muerte.

Por Camilo Henríquez

Corría el año 1984 cuando Don Johnson mató a su esposa Connie asfixiándola y desde entonces que se encuentra detenido y esperando que se cumpla la decisión de la Justicia, ya que fue condenado a la pena capital.

El sujeto de 68 años ha pasado la mitad de su vida en el corredor de la muerte y este jueves en la noche está programada su ejecución por inyección letal en Tennessee, señala ABC News.

Durante décadas, la condena se postergó a través de distintos recursos y el pasado martes el gobernador Bill Lee desestimó el último pedido de clemencia presentado por los abogados de Johnson.

Incluso la hija de del hombre, Cynthia Vaughn, señaló que había perdonado a su padre por el asesinato de su madre y también pidió clemencia.

En la cárcel, Johnson se hizo miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y los líderes de dicha institución también le pidieron al gobernador que lo perdonara, ya que aseguran que el sujeto “experimentó una conversión religiosa” y que ahora incluso es pastor de otros internos dentro de la prisión.

En medio de la “polémica” por la ejecución, el Departamento de Correccionales informó que Johnson rechazó elegir su última cena y pidió que se le diera la misma comida que le iban a entregar a los prisioneros de la penitenciaría en Riverbend, indica Fox News.

Además, solicitó que le dieran esa comida a una persona sin hogar.

“Él se da cuenta que los 20 dólares asignados no alimentarán a muchas personas sin hogar, pero espera que quienes lo han apoyado le en comida a una persona en situación de calle que lo necesite”, apuntó una defensora pública.

Don Johnson será la cuarta persona que sea ejecutada en Tennessee desde agosto del año pasado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo