Trabajaba en un club para adultos y la despidieron por caerse borracha en el escenario: se “vengó” de su jefa golpeándola en la cara con una bola de pool

Fue arrestada por asalto y agresión.

Por Camilo Henríquez

Una joven de 26 años terminó en la cárcel luego de golpear a su jefa con una bola de pool en la cara.

Según los antecedentes de la investigación, Ashley Priola llegó hasta el Red Dog Saloon, un club para adultos en Oklahoma en el que trabajaba como stripper, sin embargo se encontraba en estado de ebriedad, indica OKC Fox.

Hollie Jones, la encargada del local, dijo que se había dado cuenta de que Ashley estaba borracha, pero que de igual forma la había dejado trabajar.

Cuando la joven se subió al escenario se cayó en dos ocasiones, por lo que la sacaron y decidieron despedirla.

Enojada por la determinación, Ashley tomó una bola de una mesa de pool y la lanzó con todas sus fuerzas contra su ex jefa golpeándola en la nariz. Luego tomó otra, pero falló en su segundo intento.

Jones terminó con una “hinchazón significativa” en el rostro y con cortes en la nariz y bajo el ojo derecho.

Ashley escapó del lugar pero fue detenida horas después, y según la policía, mientras era trasladada a la cárcel les ofreció todo el dinero que tenía en ese momento.

Luego de que los uniformados rechazaron el ofrecimiento, la joven comenzó a hablar incoherencias y se golpeó la cabeza contra la ventana de la patrulla, señala New York Post.

La joven salió bajo fianza en un par de días y ahora enfrenta varios cargos, entre ellos asalto y agresión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo