Social

Se dijeron mutuamente que se amaban y al día siguiente falleció: joven ve morir a su esposo tras 16 días casados por culpa de extraño tipo de cáncer

La pareja disfrutó de un breve, pero inolvidable amor.

Becca Thomas (32) se encontraba con unos amigos en un local de Starbucks en Inglaterra cuando le presentaron a Dan. Ambos tenían la misma edad y de inmediato sintieron una gran química entre los dos.

PUBLICIDAD

Por lo mismo, no resultó extraño que decidieran tener una cita, la cual demostró que eran el uno para el otro. La salida consistió básicamente en comer pizza juntos mientras veían «Depredador», la clásica película de acción de los ’80 protagonizada por Arnold Schwarzenegger.

«Fue inolvidable», aseguró la mujer al recordar aquella primera cita, asegurando que en ese mismo instante supo que Dan tenía que ser su esposo.

Recomendado

La dura realidad

Sin embargo, sus planes de una larga vida junto al hombre se esfumaron rápidamente luego de enterarse que él padecía de un extraño tipo de cáncer en estado terminal. En ese sentido, tenía un carcinoma de sarcomatoide pleomórfico, según consigna Daily Mail.

Pero Dan, en vez de estar con depresión o sentirse triste por su situación, solo mostraba alegría y buen humor. Incluso tenía un canal de YouTube para dar a conocer como era su enfermedad y daba constante apoyo a quienes pasaban por lo mismo, recalcándoles que podían igual llevar una vida plena y feliz pese al cáncer que padecía.

Por lo mismo, esta enfermedad no presentó problemas en las intenciones de la pareja, ya que lograron planear su boda de ensueño apenas en semanas, gracias a la ayuda de sus familiares y amigos, luego que él hiciera la pregunta en agosto del año pasado.

Y el 12 de septiembre Becca y Dan se casaron, hecho que es recordado por la joven.  «El clima fue increíble el día de nuestra boda. Se las arregló tan bien que no usó su bastón en todo el día, porque en este punto había perdido mucho peso, su linfedema era demasiado doloroso de imaginar y confiaba en un bastón para caminar. Pero no ese día», relató.

Pero antes de esa jornada, ella acompañó al hombre a todas sus citas médicas, aprendió lo máximo sobre la enfermedad y prácticamente llegó a saber más de este tipo de cáncer que el propio Dan.

La vida en el hospital

Muchas veces el hombre terminó en el hospital por culpa de su enfermedad. Y allí estaba Becca junto a él.

En ese sentido, la joven señaló que Dan elegía «películas al azar» para pasar el rato juntos, mientras que le gustaba hacer «reír a las enfermeras». Esto ayudaba a su cónyuge a superar los fuertes dolores que sentía y que algunas veces no le permitía siquiera dormir.

«Cuando estaba violentamente enfermo, acampamos en el piso del baño e intentamos fingir que no estábamos allí porque estaba enfermo, sino porque queríamos», indicó ella.

«Memoricé todos sus medicamentos y pude decirle a las enfermeras exactamente qué estaba tomando, cuándo y cuánto», expresó Becca.

«Estuve cubierto de su sangre cuando su tumor se abrió, y lo sostuve para asegurarme de que él no se desmayaría ni se escandalizaría. No me aparté de él todo el tiempo que estuvo en el hospital», agregó.

Los últimos días

Los últimos ochos días con vida de Dan fueron horribles para él, ya que ni siquiera podía ir al baño tranquilo. «Cada día estaba más débil», manifestó la joven.

«Dijo sus últimas palabras la noche antes de morir», reveló ella. En ese sentido, Becca le dijo «te amo» y Dan respondió lo siguiente: «Yo también te amo, pero esto es ridículo». ¿A qué se refería? A decir eso con el tubo de oxígeno en su rostro, por lo que se lo retiró para hablarle de buena forma.

Eso fue el 28 de septiembre. En ese instante se tomaron de las manos, y ella se puso a llorar. Él la miró y le pidió que se detuviera. «La vida es buena», le remarcó Dan.

Las enseñanzas que le dejó Dan

Todo esto fue relatado por Becca a través de sus redes sociales, en donde quiso dejar en claro todo lo que vivió y aprendió de su historia de amor con Dan.

«Nunca imaginé que podría renunciar a todo lo que he conocido y renunciar a mi vida por otra persona. He hecho cosas que nunca imaginé que podría hacer. Una vez tuve miedo de la sangre, las agujas y el vómito. Ahora, no me importan en absoluto», afirmó.

Cabe mencionar que la joven ahora mantiene con vida un canal de YouTube buscando mantener el legado de Dan, enviando vibras positivas y dando mensajes de ánimo y alegría a las personas que padecen enfermedades.

Tags

Lo Último