“¿Para qué les pagamos?”: escapó tras un control de tránsito y luego llamó a la policía para quejarse por su trabajo y porque no lo habían capturado

Ahora está preso por “graciosito”.

Por Camilo Henríquez

Un sujeto de 19 años terminó en la cárcel luego de escapar de la policía y tras ello llamar al 911 para presumir de lo que había hecho y quejarse por la ineficiencia de los uniformados.

Nicholas Jones se hizo el “graciosito” y luego de ser capturado aseguró que había arrancado porque le parecía “divertido” y que “ningún agente podía atraparlo en su Hyundai Elantra”, señala First Coast News.

Según el informe, un agente lo detuvo en un estacionamiento en South Woodlawn Street en La Florida, sin embargo el joven terminó huyendo del lugar y una hora después llamó al teléfono de emergencia.

“Acabo de escapar de un policía…, o sea, ¿para qué les pagamos?”, fue parte de las quejas que le indicó a la operadora.

“O sea, él me encendió las luces y se detuvo detrás de mí, y cuando caminaba hacia mi auto yo hice un giro y le pasé por al lado y me fui”, respondió cuando se le pidió que explicara qué quería decir con que había escapado.

Ahí se quejó por el trabajo de los uniformados ya que no los estaban buscando, que tenían que tener su número de patente y que había pasado ante otros cuatro policías sin problemas. “¿Ustedes qué hacen?”, agregó.

Jones no contaba con que los oficiales lograron rastrear la llamada y lo arrestaron un día después del incidente.

El sujeto quedó detenido y acusado por varios cargos, entre ellos, violar la libertad condicional, manejar imprudentemente, escapar de la policía y hacer mal uso del fono de urgencias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo