Finalmente sabremos que pasó con el gato de Schrödinger: después de 84 años científicos descubren la clave para resolver uno de los más grandes misterios de la física

Esto realmente me enñoñece.

Por Nathaly Lepe

Seguro alguna vez escuchó hablar del gato de Schrödinger, un experimento conocido también como paradoja de Schrödinger, una prueba imaginaria concebida en 1935 por el físico austríaco Erwin Schrödinger para exponer una de las interpretaciones más contraintuitivas de la mecánica cuántica.

En simple, el experimento señala que hay un gato dentro de una caja con un veneno, un martillo y un detector de radiación. La idea es que hasta que no abramos la caja, el gato está vivo y muerto a la vez porque el gato puede  morir porque el detector acciona el mecanismo y que el veneno quede en aire, o el detector no capta nada y no se accione el mecanismo ni se libere el gas tóxico.

La prueba fue realizada para explicar la naturaleza de la física cuántica y el principio de superposición, en el que se pueden dar dos estados a la vez.

 

Sin embargo, 84 años después de que se presentara el experimento un grupo de científicos de Yale dio con la forma para saber finalmente si el gato de Schrödinger está vivo o muerto.

A través de un comunicado, el equipo liderado por el físico Zlatko Minev, anunció que logró predecir el comportamiento atómico e incluso fueron capaces de revertir el salto cuántico, algo que salvaría la vida a la víctima imaginaria del experimento y que cambia la manera en que se entendía hasta ahora la física.

"A pesar de eso, quisimos saber si sería posible obtener una señal de advertencia anticipada de que un salto estaba a punto de ocurrir de manera inminente", dijo Minev.

Y qué pasa con los dogmas de la física cuántica

La investigación, publicada en la edición online de la revista "Nature" apunta que los salto cuánticos, que es el momento en el que se decide si el gato vive o muere, so no son ni tan abruptos ni tan aleatorios como se pensaba.  Estos saltos cuánticos fueron teorizados por el físico danés Niels Bohr hace un siglo, pero sólo en 1980 se pudieron observar en

"Se sabe que los saltos cuánticos son impredecibles a largo plazo. A pesar de eso, queríamos saber si sería posible obtener una señal de advertencia anticipada de que un salto está a punto de ocurrir de manera inminente", afirmó sobre el trabajo Michel Devoret otro de los integrantes del estudio.

"Los tiempos en los que ocurren las transiciones de salto discontinuo tienen fama de ser fundamentalmente impredecibles. A pesar del carácter no determinista de la física cuántica, ¿es posible saber si está a punto de producirse un salto cuántico? Aquí respondemos afirmativamente a esta pregunta: podemos demostrar experimentalmente que el estado del mundo puede reducirse a un cierto nivel de superconductores artificiales de tres niveles", dice el texto de los físicos de Yale.

"Los resultados experimentales demuestran que la evolución de cada salto completado es continua, coherente y determinista. Aprovechamos estas funciones, utilizando el monitoreo y la retroalimentación en tiempo real, para capturar y revertir los saltos cuánticos en medio del vuelo, lo que evita de manera determinista su finalización. Nuestros hallazgos, que coinciden con las predicciones teóricas, se limitan esencialmente a la moderna teoría de la trayectoria cuántica y deberían proporcionar un nuevo terreno para la exploración de técnicas en tiempo real en el control de sistemas cuánticos, como La detección temprana de síndromes de error en la corrección cuántica de errores".

Cabe mencionar que para lograr los resultados publicados, los investigadores usaron tres generadores de microondas, para analizar el comportamiento de un átomo artificial radiactivo dentro del sistema cerrado descrito por el físico austriaco Erwin Schrödinger y lograron así salvar al gato.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo