El primer gatito biónico de la Tierra: la historia de Ryzhik el felino que volvió a caminar gracias a sus patas de titanio

Que gato más tierno.

Por Nathaly Lepe

Una lucha sin tregua es la que ha dado Ryzhik un gatito ruso, que en enero perdió sus cuatro patas por culpa del frío extremo que se registró en la ciudad de Tomsk, donde residía, y en la que los termómetros marcaron -40 grados.

El felino cuyo nombre significa pelirojo, fue encontrado en medio de la nieve con las patas congeladas y con una gangrena que se desarrolló tan rápida que la única manera de salvarle la vida era amputarlo.

Pero la vida le dio una nueva oportunidad luego que la persona que lo adoptó decidió hacer todo lo posible por que su nuevo amigo volviera a caminar. Así fue como Ryzhik fue transportado hasta una clínica en Novosibirsk, especializada en la implantación de extremidades artificiales en animales. 

Gato biónico

Los veterinarios que tomaron el caso del felino realizaron una serie de exámenes, entre ellas una tomografía computarizada, para poder realizar las prótesis de titanio que finalmente le fueron apernadas a los huesos de sus patas. 

De acuerdo a los videos mostrados por la televisión rusa, el felino ya se está recuperando y no tenido problemas adaptándose a sus nuevas extremidades.

Al respecto, el  cirujano Sergey Gorshkov, quien trabajó con el gatito, dijo que "definitivamente, es el primer gato del mundo que experimentó tales cirugías".

"Las extremidades se han conectado completamente con la piel y el hueso. La parte de la extremidad que va dentro del cuerpo es esponjosa, el tejido óseo crece en su interior. Logramos un buen resultado", agregó. 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo