“Tenía un espíritu hermoso y un corazón de oro”: intentó salvar a una niña de 3 años de un feroz incendio y ambos murieron debido a las quemaduras

“Se fue un héroe”, dijo la familia.

Por Camilo Henríquez

Lucas Silverio se fue como un héroe. Así es como su familia quiere que lo recuerden luego de la desinteresada acción que le costó la vida cuando intentó salvar a una niña de 3 años de un voraz incendio.

La madrugada del domingo las llamas cubrieron un edificio del Bronx en Nueva York y el joven de 19 años ayudó a salir a sus cercanos a un lugar seguro y cuando bajaba por las escaleras junto a su abuela, escuchó a Jasmine Moreno gritar desesperadamente porque su hija Yasleen seguía en su departamento, señala New York Daily News.

Lucas ni siquiera lo pensó y comenzó a correr escaleras arriba para encontrara a la niña. Finalmente logró dar con ella, la tomó en brazos y cuando intentaban salir se produjo una explosión.

El joven resultó con graves quemaduras, al igual que la menor, pero eso no impidió que la llevara hasta un lugar seguro.

Según el New York Post, Lucas colapsó junto a la pequeña Yasleen en un pasillo y cuando fueron rescatados por bomberos fueron llevados de inmediato al hospital más cercano.

Ambos se encontraba en condición crítica por la inhalación del humo y las quemaduras, las afectaron a más el 80% de sus cuerpos.

El lunes, Yasleen no pudo más y murió debido a las graves heridas y dos días después, Lucas corrió la misma suerte.

“Tenía un espíritu hermoso y un corazón de oro”, dijo Jesse Alvarez, un primo del joven, mientras que Bridget Stewart, una vecina de la familia aseguró que “fue increíblemente valiente” porque tuvo el “corazón de volver y encontrarla para ponerla a salvo”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo