“Cómo le ponen precio a un miembro de nuestra familia”: dejaron a su perro en un refugio de animales porque debía cumplir una cuarentena y lo sacrificaron por error

“Mis hijos estaban devastados”, dijo el dueño de Blaze.

Por Camilo Henríquez

Una familia de Carolina del Norte está viviendo un verdadero drama luego de que en un refugio de animales sacrificara por error a su mascota.

Joey Varker, el dueño del perro, dijo que habían discutido todos juntos en su casa si contaba la historia y que después de una semana decidió publicarla en Facebook.

Su querido perro Blaze de 16 meses mordió a un miembro de la familia y descubrieron que le faltaban unas vacunas contra la rabia, por lo que tenía que realizar una cuarentena y lo llevaron hasta el Refugio de Animales del Condado de Davidson, apunta New York Post.

Unos días después, Rhea, la esposa de Joey, estaba realizando compras y aprovechó el viaje para ir al refugio y ver cómo estaba Blaze. Cuando llegó le mostraron una foto de un perro “absolutamente diferente”.

La mujer le dijo de inmediato que esa no era su mascota y ahí comenzaron a revisar todas la perreras.

Los empleados se dieron cuenta de que el animal no estaba, que lo pusieron por error en una perrera que no era la suya y que lo habían sacrificado.

Varker aseguró que no le dieron la posibilidad de identificar a Blaze y que más encima los encargados del refugio se desligaron de toda responsabilidad y le echaron toda la culpa al equipo de limpieza, quienes se habrían equivocado al asear las perreras.

Como si fuera poco, el hombre dice que les ofrecieron otro perro, como si fuera tan fácil cambiarlo, como cualquier cosa y además querían darle una compensación de 300 dólares.

“Quiero que se establezcan procedimientos donde esto no vuelva a suceder”, agregó Varker, que se mostró indignado porque le “pusieron precio a un miembro de nuestra familia”.

“No queremos dinero, queremos respuestas”, finalizó.

"Sorprendentemente brutal": la esperanzadora historia del perrito que sobrevivió a los disparos en la cabeza que le dio su propio dueño

El sujeto fue multado por la justicia y le prohibieron hacerse cargo de una nueva mascota por los próximos diez años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo