Se estaba mudando, abrió una caja y encontró a su perro muerto y decapitado: el “dueño” lo mató en venganza porque debía la renta

La mujer hizo el horrible descubrimiento.

Por Camilo Henríquez

Un hombre de 21 años enfrenta varios cargos de crueldad animal luego de la terrible “venganza” contra una inquilina que vivía en casa de su madre.

Según indica The Arizona Republic, el sábado en la noche una mujer estaba mudándose del lugar en el que vivía en Arizona y junto a unos amigos estaban subiendo las cajas a un camión.

En un momento, los amigos de la joven vieron a José Vega Meza, el hijo de la dueña de la casa de la cual la mujer se estaba cambiando, tratando de subir una caja al vehículo.

La relación entre ambos no era buena y por eso la mujer se extrañó de la “ayuda”. Increpó a Meza y le preguntó qué había en la caja, a lo que el sujeto sólo respondió con una sonrisa.

Cuando la abrió, vio con horror que en su interior estaban los restos de su perro muerto y sin cabeza, le dijo a la policía de Buckeye.

La mujer relató que su mascota se había extraviado algunas horas antes y que no había podido localizarlo en medio de la mudanza.

Tras ser arrestado un día después, Vega admitió que había matado al perro y que lo había hecho porque en la casa en la que vivían era de su madre y la mujer le debía la renta.

El joven también admitió que en “arranques de ira” había matado a otros animales del vecindario, describió los detalles y mientras lo hacía se reía en algunos momentos, asegura la policía.

Vega se encuentra en prisión y aún no dice dónde dejó la cabeza del perro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo