Un rico y calientito descubrimiento: una taza de café podría ser el secreto para combatir la obesidad en el mundo

Entonces paso el día entero combatiendo la obesidad, pero me ha ido mal.

Por Christian Monzón

Una taza de café puede estimular la grasa marrón, la cual es la encargada de controlar las grasas, y fundamental para prevenir la obesidad y la diabetes.

Esto fue descubierto por científicos de la Universidad de Nottingham en el Reino Unido, lo cual fue detallado en profundidad en el estudio dado a conocer esta jornada por la revista Nature.

Células de grasa

Existen tres tipos de células de grasa, las cuales se dividen en las blancas, que es la más común y es la almacenada asociada con trastornos metabólicos, como la diabetes y la obesidad, según informa ABC.

Luego están la grasa marrón, la cual se activa en condiciones de frío y se quema para generar calor, mientras que la parda se encuentra en racimos dentro de la grasa blanca, conociéndose bastante poco sobre su funcionamientos.

Estas dos últimas células de grasa son las que tienen más mitocondrias, lo que facilita que quemen combustible de forma más eficiente.

La grasa marrón

El co-director del estudio, Michael Symonds, explicó que "la grasa marrón funciona de manera diferente a otras grasas en su cuerpo y produce calor al quemar azúcar y grasa, a menudo en respuesta al frío".

"Aumentar su actividad mejora el control del azúcar en la sangre y los niveles de lípidos en la sangre y las calorías extra quemadas ayudan a perder peso. Sin embargo, hasta ahora, nadie ha encontrado una forma aceptable de estimular su actividad en los seres humanos", detalló.

¿Qué tiene que ver el café?

El experto señaló que la investigación es el "primer estudio en humanos que muestra que algo como una taza de café puede tener un efecto directo en las funciones de la grasa marrón".

"Las implicaciones potenciales de nuestros resultados son bastante grandes, ya que tanto la obesidad como la diabetes son un importante problema de salud en todo el mundo. La grasa marrón podría ser potencialmente parte de la solución", manifestó.

La importancia del resultado

"Ahora debemos determinar que la cafeína como uno de los ingredientes del café actúa como estímulo, o si hay otro componente que ayude con la activación de la grasa marrón. Actualmente estamos considerando los suplementos de cafeína para evaluar si el efecto es similar", remarcó Symonds tras analizar los resultados del estudio.

En ese sentido, señaló finalmente que una vez que se haya logrado dilucidar cuál es el componente que es responsable de esto, "podría potencialmente usarse como parte de un régimen de control de peso o como parte del programa de regulación de la glucosa para ayudar a prevenir la diabetes".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo