"Estoy destrozado": nieta aprovecha viaje de su abuelo de 87 años y le quita la casa tras cambiar la cerradura

"No me quiero morir sin arreglar esto. Por favor, que se deje de tonterías. No quiero ver a mi nieta en la cárcel", exclamó el pobre hombre.

Por Christian Monzón

Indignados se encuentran los familiares, amigos y vecinos de Vicente Moreda, un abuelo de 87 años que vive en la ciudad española de Madrid y que se encuentra "destrozado" según sus propias palabras luego que su nieta se apropiara de su casa.

Según informa El País, la joven de 18 años identificada como Paula aprovechó que el hombre saliera de viaje a la localidad hispana de Cartagena a visitar a su hija, para llegar a la vivienda y cambiar la cerradura del lugar.

El abuelo se enteró del hecho luego que un vecino lo llamara para alertarlo tras darse cuenta de lo que estaba pasando en inmueble.  "Vicente, un familiar tuyo acaba de entrar en tu casa con una chica y un cerrajero", le indicó.

En ese momento el hombre se encontraba con su hija Amelia (51), quien justamente es la madre de la nieta que le robó su vivienda.

"Estoy destrozado. Pasarme esto con 87 años y que haya habido tanto follón", relató al citado medio.

En ese punto, indicó que "no sé nada de ella desde que me amenazó hace un año con un cuchillo en Cartagena. No lo comprendo. Se metió en eso de las drogas y ya…".

La madre quiere sacar a su hija del lugar

Por su parte la hija de Vicente lo apoya, pese a ser la madre de quien se apropió del inmueble del hombre.

"Mi padre se vino hace dos meses a Cartagena porque se encontraba mal. Estuvo ingresado un mes. Además, mi madre está en una residencia porque tiene un alzhéimer muy fuerte", señaló.

Los dos acudieron a la policía para denunciar a Paula, pero no tuvieron éxito. "Identificamos a la niña y resulta que no lo teníamos que haber hecho. Dije que era mi hija y que era un robo con fuerza. Me dijeron que la iban a desalojar en 48 horas, pero ahora me dicen que, como he dicho que es familiar, pues que se va a demorar y tendremos un proceso judicial", contó.

"De pequeña apuntaba maneras. Siempre estaba con malas compañías. Ella es la mediana de dos hermanos. Los otros están estudiando y ya sabían que esto podía pasar. Mi ex marido se vino con ella a Madrid y, en teoría, estaba con él. Hasta ahora. Sus hermanos ya saben cómo es. Muchos problemas que tuve con mi ex marido vinieron por ella. ¿Cómo la saco de ahí, cómo la saco?", se cuestionaba Amelia.

Finalmente, Vicente lo único que desea es que el problema se acabe, pueda recuperar su casa y que su nieta no termine en prisión. "No me quiero morir sin arreglar esto. Por favor, que se deje de tonterías. No quiero ver a mi nieta en la cárcel. La he querido siempre mucho y de pequeña la he llevado al parque", remató.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo