Pescó una trucha e hizo un increíble descubrimiento: tenía atado un anillo de bodas que su dueño asegura está “maldito”

Mucha tele.

Por Camilo Henríquez

Jim Nelligan salió con un grupo de amigos a pescar como ya lo han hecho habitual en el último tiempo.

El grupo abordó el Grey Lion II en el norte de Waukegan, Illinois, el pasado 21 de junio y se dispusieron a disfrutar de un merecido día de relajo.

Nelligan atrapó una trucha y mientras la sacaba del agua se sorprendió por lo que traía amarrado: el pez venía con un anillo de bodas.

Todos miraban anonadados y el “pescador” inmediatamente elucubró alguna teorías. Pensó que podía ser de “algún divorciado” e incluso el “último deseo” de algún difunto, apunta NBC Chicago.

Jim compartió su historia en redes sociales y pronto se viralizó, lo que hizo que llegara hasta el dueño del anillo.

Jason Rose se quedó con la boca abierta cuando vio la trucha con el anillo que él le había amarrado el 4 de mayo al pez y lo había regresado al agua cerca del puerto de Whitehall.

El hombre contestó a la publicación y le dijo que era el símbolo de un “amor perdido” y que luego de estar casado por más de una década decidieron con su ex esposa seguir por “caminos separados”.

Según Rose, su ex estaba “en contra de sus sueños” y que “odiaba” que saliera a pescar, por lo que sintió que era “necesario deshacerse del anillo de bodas, pero que no “quería simplemente tirarlo al fondo, empeñarlo o cualquiera otra cosas”, indica Chicago Sun Times.

“Estoy convencido de que el anillo está maldito”, agregó el hombre, que aseguró que desde que lo puso en la trucha su vida ha sido genial.

Nelligan, en tanto, “confirmó” la teoría de Rose y también cree que el anillo está maldito, ya que desde que sacó la trucha ha tenido diversos problemas con su barco y por lo mismo dijo que “lo devolvería por correo” y sin ninguna opción de que sea devuelto, señala Fox News.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo