Mataron a una gatita de apenas dos meses tras ponerle petardos en el hocico y hacerlos explotar

¿Cómo se puede explicar tanta maldad?

Por Camilo Henríquez

Un horrible caso de maltrato animal terminó con la vida de una pequeña gatita de apenas dos meses que luchó varios días por sobrevivir.

El sábado en la ciudad de Lleida en España un vecino encontró al pequeño animal en muy mal estado en la calle y lo llevó de inmediato al veterinario. Ahí, los profesionales vieron las graves heridas de Dulcinea, como llamaron a la gatita, y están casi seguros que a la pequeña le pusieron petardos en el hocico y los hicieron explotar.

Luego de prestarle una ayuda de “primera necesidad”, la gatita fue llevada hasta la Protectora Amics Dels Animals Del Segrià – Lleida y ese mismo día la operaron, pero el cuerpo de Dulcinea era tan frágil, que no podían asegurar que sobreviviera. Además, tenía los ojos “totalmente cerrados por una infección y sólo se podía alimentar con suero”, apuntaron en su página de Facebook.

“Es triste, lamentable y muy difícil de asimilar que entre nosotros existan humanos capaces de hacer algo así simplemente para divertirse, pero no encontramos ninguna otra explicación”, agregaron.

Desde la organización se quejaron de la falta de leyes que protejan realmente a los animales y pidieron a la comunidad que entreguen datos que ayuden a localizar a estos “psicópatas”.

Lamentablemente, Dulcinea no pudo seguir luchando con sus heridas y murió un par de días después del brutal ataque.

“Buen viaje pequeña, gracias a tu salvador no has muerto sola y agonizando en la calle. Gracias a todos por el interés y las donaciones”, fue la despedida que le dedicaron desde el refugio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo