Realmente "el infierno está llegando" a Europa: meteorólogo comparte aterrador mapa de la ola de calor que elevará los termómetros sobre los 45°

¿Culpa del calentamiento global?

Por Nathaly Lepe

Mientras en Chile el invierno deja nieve, inundaciones y podría traer todo un fin de semana de precipitaciones en la Región Metropolitana, en Europa se preparan para vivir  desde el viernes la ola de calor más extrema que han enfrentado en la historia.

Francia será uno de los países más afectados por el fenómeno meteorológico, donde los termómetros podrían llegar a los 45 grados Celsius, rompiendo el récord histórico establecido en 2003.

En dicho año -pese a que existen controversias con la cifra real- fallecieron casi 15 mil personas por problemas asociados al calor extremo y actualmente aunque aún no hay un conteo oficial, si llamó la atención el fallecimiento de tres adultos mayores que sufrieron un ataque cardiorespiratorioa al entrar al mar helado, tratando de escapar de las altas temperaturas.

"Nunca he visto algo así"

Pero no sólo el calor está dando que hablar, sino también la publicación de un meteorólogo francés quien compartió una siniestra imagen del mapa sinóptico del fenómeno que comenzará el viernes.

"En el mapa izquierdo de las temperaturas a 1500m predichas por GFS. A la derecha está el llanto de Munch. Nunca he visto esto en 15 que miro los mapas del tiempo", escribió en Twitter Ruben Hallali, doctor en meteorología en la Universidad de París-Saclay.

El profesional precisó a  CNN que el modelo meteorológico fue generado originalmente por el sitio web meteociel.com hace una semana.

"Por casualidad, es posible imaginar una forma especial de calavera en este mapa. Hay tantos mapas creados en nuestro sitio para cada pronóstico actualizado que es estadísticamente posible que algunos se vean como algo", agregó sobre la llamativa imagen.

Por culpa del Sahara

De acuerdo a con los reportes de las distintas oficinas meteorológicas europeas, el responsable de la ola de calor es un penacho de aire caliente de 2.000 millas de ancho que viaja desde África.

Esta situación ya afectó a  Alemania, Polonia y la República Checa donde se alcanzaron niveles récord en junio.

Incluso el pasado lunes, los funcionarios españoles decidieron suspender las clases y la ministra de Salud, Agnes Buzyn, llamó a los habitantes del país a evitar "riesgos innecesarios".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo