Lo sacaron de soporte vital y cuando hacían los arreglos para el funeral entró caminando a la casa de su hermana: familia había desconectado un desconocido

Un terrible error.

Por Camilo Henríquez

El 29 de abril pasado, la policía de Chicago encontró en la calle a un hombre desfigurado y con graves lesiones, por lo que fue llevado de urgencia al Hospital Mercy.

Dos semanas después, finalmente “lograron” identificarlo. El hombre, según la policía, era Alfonso Bennett y se comunicaron con su hermana Rossie Brooks para informarle de la situación, señala CBS Chicago.

Según los uniformados, lograron dar con su identidad gracias a fotos policiales, sin embargo, las hermanas del hombre aseguraron en repetidas oportunidades que ellas no creían que quien se encontraba en condición crítica era Alfonso.

“Bennett” no mejoró y su condición sólo empeoró, por lo que la familia decidió quitarle el soporte vital y murió a los tres días.

Tras el dolor de la pérdida, venía el funeral y cuando hacían los trámites para el entierro Alfonso Bennett entró caminando a la casa de Rossie.

Luego de recuperarse del susto y de la alegría de que su hermano estuviera vivo, llamaron a la funeraria y la policía para informarles de que Bennett no estaba muerto.

Finalmente, se determinó que el cuerpo era de Elisha Brittman y la familia aseguró que llevaban varias semanas buscando al hombre de 66 años.

Una sobrina de Elisha dijo que había hecho la denuncia de la desaparición a la policía, pero que no le habían hecho caso.

Ahora, las familias de Bennett y Brittman están demandando al departamento de Policía de Chicago y al Hospital Mercy por la trágica equivocación en la identificación del cuerpo, señala Telemundo Chicago.

“Habría sido fácil tomar huellas digitales. La policía y el hospital podrían haberlo hecho”, dijo el abogado que los representa.

“Creemos que podría haberse evitado fácilmente. Esto no puede pasar”, agregó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo