La anorexia no es solo un desorden psicológico: nuevo estudio desvela orígenes metabólicos de la enfermedad

Los tratamientos deberían enfocarse de otra forma para ayudar a los pacientes.

Por Nathaly Lepe

La anorexia nerviosa tiene una de mortalidad más altas de todas las enfermedades psiquiátricas y afecta entre el 1 y 2% de las mujeres y el  0,2 -0,4% de los hombres del mundo.

Un trastorno complejo que hasta ahora era sólo considerado como una enfermedad mental, debido a sus efectos asociados a  la caída del peso corporal hasta cifras extremadamente bajas y peligrosa, el miedo  intenso a ganar peso y la autopercepción de una imagen corporal distorsionada.

Si n embargo, un estudio recién publicado en la revista Nature Genetics, titulado Anorexia Nervosa Genome-wide Association Study Identifies Eight Loci and Implicates Metabo-Psychiatric Origins realizado en conjunto por investigadores del King's College London y la Universidad de Carolina del Norte sugiere que hay factores físicos que predisponen a las personas a sufrir esta enfermedad.

Para obtener los resultados publicados, los profesionales revisaron los datos de 17 mil casos de anorexia nerviosa y más de 52.000 casos de control de todo el mundo, en los que se lograron identificar ocho variantes genéticas relacionadas con la anorexia nerviosa.

"La arquitectura genética de la anorexia nerviosa refleja su presentación clínica, mostrando correlaciones genéticas significativas con trastornos psiquiátricos, actividad física y características metabólicas (incluyendo glucémico), lipídicas y antropométricas, independientemente de los efectos de las variantes comunes asociadas con el índice de masa corporal. Estos resultados alientan aún más la reconceptualización de la anorexia nerviosa como un trastorno metabólico-psiquiátrico. La dilucidación del componente metabólico es una dirección crítica para futuras investigaciones, y prestar atención a los componentes psiquiátricos y metabólicos puede ser clave para mejorar los resultados", dice el informe. 

Qué pasa con el metabolismo

Los resultados sorprendieron a los especialistas, quienes encontraron que en el desarrollo de la enfermedad inciden varios factores metabólicos independientemente de los rasgos genéticos que influyen en el índice de masa corporal (IMC).

Es decir, que la base genética de la anorexia nerviosa se superpone con otros trastornos psiquiátricos, como el trastorno obsesivo-compulsivo, la depresión, la ansiedad y la esquizofrenia.

Y en dichos factores genéticos también influyen en la actividad física, lo que podría explicar la tendencia de las personas con anorexia nerviosa a ser altamente activas.

En palabras de uno de los líderes del estudio, el doctor Gerome Breen, del Centro de Investigación Biomédica Maudsley del Instituto Nacional de Investigación en Salud -NIHR- y el Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King's College de Londres, "nuestros análisis indican que los factores metabólicos pueden jugar un papel casi tan importante como los efectos puramente psiquiátricos ".

De esta manera, los especialistas apuntan que la anorexia es más bien un trastorno híbrido y nos sólo psiquiátrico, datos que deberían considerar cuando se investiguen nuevas vías para tratar esta compleja enfermedad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo