Radón: advierten que nuestros hogares podrían estar contaminados con el gas cancerígeno y radioactivo

La OMS recomienda reducir las concentraciones de radón hasta más de un 50% a través de varios métodos.

Por Agencia Uno

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), advierte que el radón puede estar en nuestros hogares. Es un gas radiactivo de origen natural que tiende a concentrarse en lugares cerrados. Este causa la muerte de 21.000 personas anualmente, de las cuales 2.900 son no fumadores.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) explica el origen. “Se produce a partir de la desintegración radiactiva natural del uranio, que está presente de forma natural en suelos y rocas”, así como en el agua.

Radón del suelo al aire

“El radón emana fácilmente del suelo y pasa al aire, donde se desintegra y emite partículas radiactivas. Al respirar e inhalar estas partículas se depositan en las células que recubren las vías respiratorias,. Ahí pueden dañar el ADN y provocar cáncer de pulmón”, advierte la organización.

Este gas puede filtrarse en nuestras viviendas, escuelas y lugares de trabajo. Esto sería “a través de grietas en los suelos o en la unión del piso con las paredes. También espacios alrededor de las tuberías o cables, pequeños poros que presentan las paredes construidas con bloques de hormigón huecos, o por los sumideros y desagües”.

Según advierte la OMS, el radón suele alcanzar concentraciones más elevadas en los sótanos, bodegas y espacios habitables que están en contacto directo con el terreno.

Entre los datos más destacados están:

  • La proporción de los casos de cáncer de pulmón atribuibles al radón con respecto al total varía de un 3% a un 14%, en función de la concentración media nacional de radón y de la prevalencia de consumo de tabaco
  • La probabilidad de que el radón provoque cáncer de pulmón es mayor en personas que fuman
  • No se conoce un umbral por debajo del cual la exposición al radón no suponga ningún riesgo. Cuanto menor sea la concentración de radón en una vivienda, menor será el riesgo de cáncer de pulmón.
  • El riesgo de cáncer de pulmón aumenta en un 16% con cada incremento de 100 Bq/m3 en la concentración media de radón a largo plazo
  • Existen métodos probados, duraderos y costo-eficaces para prevenir la filtración de radón en viviendas de nueva construcción y reducir su concentración en las viviendas existentes
  • En espacios cerrados, las concentraciones de radón son más elevadas, en especial en lugares como minas, cuevas y plantas de tratamiento de aguas, donde se registran los niveles más altos

Cómo lo evito

La OMS recomienda reducir las concentraciones de radón a través de diferentes alternativas que podrían disminuir sus niveles en espacios cerrados hasta más de un 50%. Tales como:

  • Mejorar la ventilación de las estructuras de las paredes
  • Instalar un sistema de extracción mecánica del radón en el sótano o las estructuras
  • Evitar que el radón se filtre desde el sótano hasta las habitaciones sellando el piso y las paredes
  • Mejorar la ventilación de la vivienda
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo