Fue de campamento y estuvo a punto de perder una pierna: contrajo una bacteria come carne y tuvieron que sacarle parte del muslo

“Ni en mis sueños podría haber imaginado que esto me pasara”, dijo el hombre.

Por Camilo Henríquez

Jonathan Metcalf nunca imaginó que una simple salida con su familia a acampar terminaría en uno de los peores momentos de su vida y que incluso podría haber terminado con su muerte.

El joven fue con su esposa Ashley y sus hijos a Green River y durante el primer día estuvo nadando. Por la noche comenzó a sentirse mal, con mareos y fiebre y además tenía un dolor cerca de la ingle, tanto como si lo “hubieran pateado” en la zona.

A la mañana siguiente todo había empeorado, decidieron dejar el lugar y Jonathan notó que “algo” se estaba “formando” en su muslo izquierdo y llegó un momento en el que ni siquiera podía caminar, señala WKYT.

Cuando finalmente lo vio un doctor, el diagnóstico no dejó lugar a dudas: tenía fascitis necrosante, una infección bacteriana grave que destruye el tejido debajo de la piel.

Jonathan había contraído una bacteria come carne, tuvo que pasar dos semanas en el hospital y los médicos se vieron obligados a sacarle poco más de 15 centímetros de la parte superior del muslo.

Durante los últimos dos meses Jonathan ha luchado contra la afección potencialmente mortal y está a la espera de un injerto de piel para poder por fin volver al trabajo una vez que se recupere totalmente.

“Ni en mis sueños podría haber imaginado que esto me pasara”, dijo hombre que casi se siente afortunado de estar con vida.

En Facebook, Ashley compartió la historia y mostró varias de las terribles fotos de todo el proceso que tuvo que pasar su esposo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo