Lo dejaron libre porque la Justicia consideró que era “demasiado viejo para representar una amenaza” y mató a una mujer de 11 puñaladas

El hombre ya había estado 25 años en la cárcel por el asesinato de su esposa.

Por Camilo Henríquez

Albert Flick tenía un brutal historial de violencia contra las mujeres, sin embargo la Justicia lo dejó libre en 2014 porque consideró que era “demasiado viejo para representar una amenaza”.

En 1979, el hombre que ahora tiene 77 años, mató a su esposa Sandra tras apuñalarla 14 veces en frente de su hija, señala New York Post.

Flick estuvo 25 años en la cárcel por el asesinato y salió el 2004, sólo para volver a prisión en 2010 por agredir a otra mujer.

El juez que llevaba la causa “ignoró la recomendación de una sentencia más larga”, ya que consideró que el hombre no sería una amenaza debido a su edad y el 2014 quedó otra vez en libertad.

En 2018 Flick conoció a Kimberly Dobbie, una mujer de 48 años sin hogar y comenzó a acosarla y constantemente iba al refugio para personas sin techo en el que a veces se quedaba.

Dobbie decidió irse de la ciudad de Lewiston y Flick la asesinó. “Si no puedo tenerla, la mataré”, habrían sido las palabras del sujeto según indicó el fiscal.

Flick compró un par de cuchillos en un supermercado, lo que quedó registrado en las cámaras de seguridad, y tras ello atacó a Dobbie a plena luz del día. La apuñaló en múltiples ocasiones frente a los dos hijos gemelos de 11 años de la mujer.

En el que se transformó en su tercer juicio, un jurado de Maine se demoró menos de tres horas en encontrarlo culpable de asesinato. La condena a Flick se conocerá el próximo mes y se cree que pasará lo que le queda de vida tras las rejas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo