Había desaparecido hace casi 10 años y encontraron su cuerpo detrás de un refrigerador del supermercado en el que trabajaba

El local ya estaba cerrado, pero se cree que su cuerpo estuvo 6 años tras el refrigerador y mientras la tienda funcionaba.

Por Camilo Henríquez

Unos trabajadores que se encontraban desmontando un viejo supermercado abandonado hicieron un terrible descubrimiento luego de que el cuerpo de un hombre apareciera tras uno de los refrigeradores que aún estaban en el local.

El macabro hallazgo fue realizado en enero pasado en un local de la cadena No Frills en Iowa y recién los exámenes de ADN determinaron la identidad de los restos.

El 28 de noviembre de 2009, los padres de Larry Ely Murillo-Moncada interpusieron una denuncia ante la policía por la desaparición de su hijo de 25 años asegurando que había escapado enojado de su casa y que estaba actuando de “manera irracional”, señala CNN.

Nunca se logró tener ni siquiera una pista del joven hasta el pasado enero, cuando sus restos fueron descubiertos.

La policía cree, según los datos que han surgido de la investigación, que Murillo-Moncada se subió a uno de los refrigeradores del supermercado, que resbaló y cayó en un espacio de apenas 45 centímetros entre la pared y el congelador.

El joven quedó atrapado, murió en dicho lugar y piensan que por el ruido que hacen los refrigeradores nadie escuchó sus llamados de ayuda, si es que logró pedir que lo socorrieran.

El cuerpo estuvo en el mismo lugar durante casi 10 años, e incluso los seis que el local siguió abierto y atendiendo al público antes de que lo cerraran y terminara abandonado, apunta NBC News.

Los resultados de la autopsia indicaron que el cuerpo no presenta signos de trauma, por lo que todo apunta a que fue una muerte accidental.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo