“Ha sido un incidente devastador”: uniformado mató de un disparo a un perro policial que lo mordió por error tras una “serie de eventos trágicos”

El animal había salido en la persecución de un sospechoso.

Por Camilo Henríquez

“Este ha sido un incidente devastador. El dolor que todo el mundo está pasando ha sido abrumador”. Así describe el Departamento de Policía del Condado de Paulding, Georgia, el sentir de todos los uniformados tras la muerte de un perro policía a manos de un agente de la misma repartición.

Según el Departamento, varios uniformados respondieron a un llamado por una disputa doméstica y el sospechoso escapó del lugar.

Brandon Kilgore llegó a la escena junto a su fiel compañero, su perro policial Verro, pero la situación no ameritaba el trabajo del animal.

Bajó de la patrulla y dejó al can en su interior, mientras otros oficiales se unían a la persecución del sospechoso.

Verro siempre estaba listo para “luchar contra el crimen” y tenía una gran “ética de trabajo”, además de que nunca se separaba de su cuidador, “eran inseparables”.

Debido a ello, y en lo que la policía calificó como “una serie de eventos trágicos, casi increíbles”, Verro quiso seguir los pasos de su compañero y fue capaz de escapar de la jaula del vehículo, ya que la puerta había quedado entreabierta. Se pasó a la parte delantera y pudo salir porque una de las ventanas estaba “parcial o completamente abajo”.

Ningún oficial se dio cuenta de que el perro estaba suelto y sin la dirección de su compañero, Verro no pudo distinguir quién era el sospechoso y quiénes eran policías.

El perro mordió a un oficial en una pierna, y el Departamento aseguró que el uniformado “no tenía idea” que el animal era parte de la policía y como no pudo liberarse tuvo que sacar su arma de servicio, le disparó y mató a Verro.

Varios minutos después del incidente, recién algunos agentes se dieron cuenta que el animal muerto era un perro policía y que era el fiel compañero de Brandon Kilgore.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo