Despertó del coma y le habían amputado sus brazos y piernas: mujer sufre severa infección por culpa de los "besos" de sus perros

Ojo con esto, puede resultar fatal que tu perro te lama.

Por Nathaly Lepe

Marie Trainer, una mujer de Ohio, Estados Unidos, estaba tan feliz de regresar de sus vacaciones en el caribe, que no dudó nunca que los "besos" de sus perros se podrían transformar en su peor pesadilla.

Era el mes de mayo y un par de días después de haber vuelto a su hogar con su familia perruna, comenzó a sentirse mal, pensando que sólo había contraído una gripe común. Sin embargo, los dolores, nauseas y temperatura empeoraron lo que la obligó a acudir a la emergencia del Hospital Aultman, donde los médicos se dieron cuenta rápidamente de que la mujer venía con un complejo estado de sepsis, una respuesta inmune a la infección, y su condición se estaba deteriorando.

Desde ahí todo empeoró. Los doctores trataron de hacer todo lo posible por mejorar a su paciente pero finalmente la infección se había expandido tanto que debieron amputarle sus cuatro extremidades.

Decisión extrema

"Si no procedíamos con las amputaciones, esto conduciría a su muerte, y rápidamente", dijo a una cadena televisora local la enfermera que atendió a Marie. 

La mujer debió se puesta en coma médicamente inducido, debido a los coágulos sanguíneos que se formaron en sus extremidades  y restringieron su flujo sanguíneo, lo que provocó necrosis y gangrena y obligando a los médicos a amputarle las manos y las piernas.

"Fue tan rápido en la progresión. No había nada que pudieran hacer", dijeron los especialisas. 

Trainer estuvo en coma durante 10 días, debió ser sometida a ocho cirugías y pasó 80 días en el hospital, pero finalmente logró sobrevivir. 

"Fue muy difícil saber cuándo me dijeron por primera vez, y que tuvieron que quitarme las piernas y los brazos", dijo la mujer. 

Pero que sucedió, la mujer contrajo la bacteria Capnocytophaga canimorsus después de que uno de sus perros le lamiera una herida que tenía en uno de sus brazos. Esta bacteria que proviene de la saliva de los perros y provoca una infección en la sangre que desencadena una respuesta extremadamente grave en el cuerpo.

Se estima que la Capnocytophaga está presente en el 74% los perros y el 57% de los gatos, en ambos casos en la boca, razón por la que los médicos instan a las personas que hayan sido sufrido una mordedura de estos animales a visitar un servicio de urgencia.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo