Había golpeado a su esposa embarazada, salió de la cárcel bajo libertad condicional y a los dos días la mató de 20 puñaladas

“Estoy frustrado, enojado, triste”, dijo el jefe de la policía.

Por Camilo Henríquez

Paul Bregger, jefe de la policía de Pasadena, Texas, se sentía absolutamente frustrado luego de la muerte de Caitlynne Guajardo, quien fue asesinada por su esposo tras un brutal ataque en el que la apuñaló 20 veces.

Alex Guajardo había golpeado a su esposa embarazada y había estado en la cárcel por conducir en estado de ebriedad (dos veces en menos de dos años) y agredir a un miembro de su familia, por lo que Caitlynne había obtenido una orden de restricción, señala Fox San Antonio.

Sin embargo, el sujeto salió bajo libertad condicional pagando una fianza de sólo 500 dólares y apenas dos días después cometió el terrible crimen contra su esposa que tenía 4 meses de embarazo.

“En mi opinión, esa decisión de otorgar la libertad condicional es responsable, en parte, de la muerte de Caitlynne Guajardo”, apuntó Bregger, señala Telemundo Houston, quien no pudo ocultar su pesar y aseguró que estaba “frustrado, enojado, triste”.

Según los datos de la investigación, fue el mismo hombre de 22 años el que llamó a la policía para confesar el crimen y reconoció que estaban pasando por problemas matrimoniales.

Cuando le consultaron por qué había cometido el femicidio, el sujeto, con una frialdad total, dijo que “la apuñaló en el estómago varias veces porque no quería que otro hombre criara a su bebé”.

Guajardo se encuentra detenido sin fianza y está acusado de homicidio agravado, por lo que de ser encontrado culpable podría ser sentenciado a la pena de muerte.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo