Se levantan las alarmas por lluvia contaminada: investigadores detectan microplásticos en agua dulce a 3 mil metros de altura

El daño ecológico está más extendido de lo que pensamos.

Por Nathaly Lepe

El año pasado, en el mes de octubre, investigadores de la Agencia de Medio Ambiente de Austria lograron establecer por primera vez la presencia de microplásticos en excrementos humanos por primera vez en la historia.

Un detalle no menor asociado a la gran presencia de desperdicios de este material en los océanos, uno de los grandes problemas ambientales que enfrenta actualmente el planeta.

Esta vez, una nueva noticia asociada a los microplásticos ha generado conmoción en la comunidad científica internacional, luego que un estudio realizado por el  Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés) encontrara estos elementos en agua de lluvia acumulada a 3 kilómetros de altura en el 90% de las muestras tomadas en el el Parque Nacional Rocky Mountain, en Colorado.

Y aunque los científicos estudiaban la contaminación por nitrógeno en ese momento, se sorprendieron cuando analizaron las muestras de lluvia en sus telescopios y detectaron los microplásticos.

¿De qué nos estamos alimentando?: comunidad científica en alerta tras encontrar por primera vez microplásticos en excrementos humanos

"Las partículas microplásticas más pequeñas son capaces de entrar en el torrente sanguíneo, el sistema linfático e incluso pueden llegar al hígado", detallaron los investigadores sobre los efectos que pueden tener estos elementos en las personas.

Está en todos lados

Tras publicar el informe, el investigador principal Gregory Weatherbee, dijo a The Guardian que el hallazgo sugiere que "la deposición húmeda de plástico es ubicua y no solo una condición urbana".

"Creo que el resultado más importante que podemos compartir con el público estadounidense es que hay más plástico por ahí de lo que parece. Está bajo la lluvia, está en la nieve. Es parte de nuestro entorno ahora", dijo.

Aunque los resultados son llamativos, no es la primera vez que se detecta este tipo de elementos a gran altura. En abril de este año, un grupo de investigadores publicó en la revista Nature Geoscience que habían comprobado la presencia de cantidades sustanciales de plásticos -un total de 365 partículas de microplásticos por metro cuadrado- en una remota cuenca en las montañas de los Pirineos Franceses.

Los investigadores estadounidenses creen que la basura arrojada al medio ambiente son la principal fuente de contaminantes por estos materiales, junto con  las fibras que componen la ropa sintética que usamos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo