Guanaco muerto por ataque de perros en parque nacional reabre debate por tenencia responsable de mascotas

Hay que ser responsable con las mascotas, los animales no son juguetes.

Por Nathaly Lepe

Una vez más un animal silvestre murió por culpa de los perros abandonados. Esta vez la víctima fue un guanaco, atacado por una jauría en el Parque Nacional Llanos de Challe, en Atacama.

El caso llevó a la Corporación nacional Forestal (Conaf) a realizar un nuevo llamado a la ciudadanía a tener una conducta de tenencia responsable con sus mascotas, para evitar que se siga produciendo este tipo de daños en la fauna nativa.

Al repecto, el director de Conaf Región de Atacama, Héctor Soto, precisó que el pasado martes 13 de agosto llegó hasta la guardería de la entidad ubicada en el sector de playa Blanca en el parque nacional el transportista Pedro Espinoza, quien a bordo de su camión trasladó al animal herido, luego de presenciar en la ruta C-10 el ataque de un perro a este ejemplar, al cual espantó, realizando todos los esfuerzos, como efectuar un vendaje primario en el abdomen del animal, para tratar de salvar su vida.

Sin embargo, cuando ya se había hecho el contacto con el Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, el ejemplar, una hembra de aproximadamente 10 meses, falleció debido a las heridas recibidas.

Cabe mencionar que desde el año 2012 a la fecha, ya son 22 guanacos muertos por ataques de perro, y es el tercero de este año.

Programa de captura de perros abandonados

Si bien Conaf tiene implementado un programa de captura de perros en los parques nacionales costeros, como son Llanos de Challe, comuna de Huasco, y Pan de Azúcar, comuna de Chañaral, los que son trasladados a la Unidad de Control Canino de la municipalidad de Caldera, y los municipios de Huasco y Chañaral están trabajando el Programa de Tenencia Responsable de Mascotas de Compañía, el problema persiste por el alto nivel de ocupación humana, especialmente del borde costero de Huasco, donde debe abarcarse aproximadamente unos 50 kilómetros de costa.

Según  Soto, los mayores esfuerzos en esa zona se han concentrado en la ocupación de Los Pozos y el poblado de Carrizal Bajo, y ahora se buscará una mejor coordinación con otros entes fiscalizadores para aplicar la Ley de Tenencia Responsable, ya que está certificado que los perros que atacan a la fauna nativa de estos parques nacionales tienen dueños, y son perros que no matan para alimentarse, sino solo por el instinto de matar.

El caso generó una serie de comentarios en las redes sociales, especialmente cuestionando que aún no exista una legislación para atacar directamente el problema de los animales asilvestrados, los que generan daños en la industria ganadera y en la fauna nativa en varias regiones del país.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo