“Un final horrible para un hermoso romance”: doctor que había logrado su trabajo soñado murió tras caer de un acantilado mientras vacacionaba con su prometida

“Déjame ir primero para que no te caigas”, le había dicho a su novia.

Por Camilo Henríquez

“Déjame ir primero para que no te caigas”. Esas fueron algunas de las últimas palabras que Daniel Sirovich le dijo a su prometida Kristi Kelly antes de morir luego de caer por un acantilado.

La pareja se encontraba de vacaciones en Ibiza y les faltaban sólo unos días para volver a EEUU, donde Sirovich había conseguido el trabajo que esperó por años.

El joven de 34 años había estudiado medicina, trabajaba en el Kendall Regional Medical Center de Miami y en 10 días más se trasladaría hasta Boston donde sería parte del equipo de un gran hospital en la unidad de trauma de cuidados intensivos, indica Diario de Ibiza.

La primera versión que se entregó, fue que Daniel trataba de tomar una fotografía en el acantilado cuando resbaló y cayó cerca de 25 metros, sin embargo una amiga de la familia aseguró que el doctor intentaba ayudar a su novia, ya que el sendero se había vuelto muy empinado.

Tras la caída, una enfermera que se encontraba en el lugar y otros turistas trataron de socorrerlo, pero poco pudieron hacer.

“Es un final horrible para un hermoso romance”, fueron las desgarradoras palabras de la madre de Kristi luego de enterarse de la terrible noticia, señala New York Daily News.

Daniel había estudiado en la Universidad de Rutgers, Nueva Jersey, lugar en el que había terminado como el mejor de su clase.

“Sacrificó 16 años de su vida en sus estudios y trabajo”, escribieron sus familiares y amigos en una página de recaudación de fondos que se creó para repatriar el cuerpo.

El objetivo inicial era sumar US$ 30 mil, sin embargo en sólo tres días de campaña ya se superaron los 44 mil dólares en GoFundMe.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo