"Horriblemente diabólica": la extraña escultura de una mano que atemoriza a los habitantes de Nueva Zelanda

Reconozcámoslo, es rara y perturbadora.

Por Nathaly Lepe

Imagine que está en una pesadilla y que una mano gigante, pero con una cara, quiere aplastarlo. Pues así se sienten los habitantes de Wellington en Nueva Zelanda desde que se instaló en lo alto de una galería de arte contemporáneo la obra "Quasi (Cuasi, en español)" que literalmente es una "espeluznante" mano.

La obra de cinco metros de altura y 400 kilos de peso fue realizada por el artista neozelandés Ronnie van Hout, para recordar el terremoto de Christchurch de 2011 ​ que sacudió la Isla Sur de Nueva Zelanda.

La estatua llegó hasta el techo de la galería de arte en helicóptero y debería permanecer en ese lugar por al menos tres años, situación que no tiene contentos a los habitantes de Wellington, quienes se han volcado a las redes sociales para declarar que con la mano observándolos se sienten viviendo en una "una pesadilla Lovecraftiana (que) ha cobrado vida".

No es Donald Trump

A pesar de que tiene una semejanza al Presidente de Estados Undios, la galería de arte desmintió que este inspirada en Doanld Trump. "La mano híbrida gigante se basa en escaneos de las propias partes del cuerpo del artista", dice una descripción del trabajo en el sitio web de la galería.

Quasi pasó los últimos tres años en la cima de la Christchurch Art Gallery, donde también generó polémica. Según reproduce el diario inglés The Guardian, un crítico de arte local para que escribió un manifiesto dando diez razones por las cuales la escultura debería desaparecer.

Pero los habitantes de Wellington también han dejado claro que no están contentos con la pieza artística.

"Estoy totalmente a favor del arte público, pero tal vez deberían haber optado por algo menos … ¿aterrador?", escribió @NatalieJester en Twitter.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo