"Había hecho el primer encendedor atómico del mundo": la increíble historia del físico que encendió cigarro con la explosión de una bomba nuclear

Y uno que ni fuma siquiera.

Por Christian Monzón

El físico teórico Ted Taylor debe ser la persona que encendió un cigarrillo de la forma más extraña de la historia, acto que habría realizado el 1 de junio de 1952 en Estados Unidos.

De acuerdo al libro "Under the Cloud: The Decades of Nuclear Testing", el cual fue escrito por Richard L. Miller y que fue publicado en 1999, el hecho ocurrió en medio de la Operación Tumbler-Snapper, las cuales fueron una serie de explosiones realizadas por el ejército norteamericano en Nevada.

Acorde a lo consignado por Gizmodo, un día antes de que se hiciera la prueba, el científico encontró un espejo parabólico de repuesto (en forma de copa) el cual situó en el edificio de control de la instalación.

"El físico sabía dónde colocar exactamente el espejo para que recogiera la luz de la explosión de prueba, la cual liberaría gotas de energía térmica y la enfocaría en un lugar en particular", afirma el medio.

Para el día de la actividad, Taylor puso un cigarrillo Pall Mall en un cable, dejando que la punta de este quedara de frente al haz de luz enfocado.

"En un segundo más o menos, la luz concentrada y enfocada del la bomba encendió la punta del cigarrillo. Había hecho el primer encendedor atómico del mundo", señaló al respecto el físico.

Finalmente, apenas se encendió el cigarro decidió apagarlo, dejándolo guardado como recuerdo para ser exhibido a futuro.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo