La borrachera más épica de su vida: mujer despierta en otro país y sin ningún peso en sus bolsillos tras pasar horas tomando en un bautizo

" Es la cosa más estúpida que he hecho", reconoció la joven.

Por Christian Monzón

Una inglesa de 32 años identificada como Rachael Wynne vivió una increíble y loca aventura luego de viajar a otro país por una ocurrencia que tuvo cuando estaba borracha.

Según informa el Daily Mail, la mujer estuvo todo el día bebiendo en un bautizo (aprovechando que también estaba un amigo de cumpleaños ese día), cuando se enteró que unos conocidos de ella estaban en Ibiza en España.

Ellos le dijeron "¿por qué no te vienes para acá?" en tono de broma, pero la joven se lo tomó en serio y luego de varias copas encima, fue al aeropuerto y viajó desde Manchester a Ibiza en avión.

Al otro día recién se dio cuenta que estaba en España, sin ningún peso en sus bolsillos y que solamente andaba con su pasaporte y una tarjeta bancaria que no podía usar en otro país.

Wynne explicó las razones de su viaje: "Mis amigos ya estaban aquí en Ibiza y me preguntaron si quería venir. He venido aquí con la ropa que tengo puesta, mi tarjeta bancaria y mi pasaporte".

En ese sentido, relató que a las 02:00 horas de la madrugada del domingo llegó al aeropuerto y después de esperar un rato tomó el vuelo a Ibiza. Al despertar, se dio cuenta que había llegado allá.

Rachael Wynne Rachael Wynne. Facebook

 

De igual manera, asegura que no recuerda el momento que tomó la decisión de viajar, afirmando que "es la cosa más estúpida que he hecho. No soy así por lo general. Nunca he hecho algo así".

"Había estado bebiendo todo el día en este bautizo. Cuando subí al avión pensé '¿qué he hecho?"", exclamó la mujer.

Lo peor vino después

La joven logró contactarse con sus amigos y la alojaron en el hotel donde estaban. El problema fue que ellos decidieron dejarla dormir y salieron. Horas después ella despertó y tenía hambre, por lo que salió a comprar comida y se perdió.

Lo malo es que no sabía hablar español y no encontraba a nadie que supiera inglés, por lo que estuvo varios minutos vagando hasta que recibió ayuda y la llevaron al lugar donde se hospedaba.

Posteriormente, intentó comprar pasaje para regresar a casa, pero no quedaban asientos en vuelos hasta el miércoles, por lo que debió llamar para darle explicaciones a su jefe.

"Dijo que tenía que tomar un vuelo antes de eso. Logré reservar uno para el martes por la mañana, pero me enviaron un correo electrónico para decirme que no quedaban vuelos", señaló.

"Reservé otro para esta noche (martes), pero no me enviaron los boletos a tiempo. Ahora tengo un vuelo el miércoles. Todo esto me ha costado alrededor de 700 libras esterlinas (unos 603 mil pesos chilenos)", detalló. 

Por último, Wynne remató que su jefe "no estaba contento en absoluto, pero ahora está bien, creo. Es un gran jefe y es una gran compañía para trabajar. Estaba decepcionado al principio, pero con suerte ahora verá el lado divertido de todo".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo