No sólo es útil para las penas de amor: afirman que el chocolate ayuda a prevenir problemas cardiovasculares

El producto en base a cacao ayuda a restaurar la flexibilidad de las arterias, lo que no sólo alegraría nuestro paladar, sino que también nuestro corazón.

Por Publimetro

El chocolate, el mismo que sirve para ayudar pasar las penas  de amor, también podría ser beneficioso para prevenir otros problemas que afectan  al corazón: los cardiovasculares.

Sin embargo, no cualquier medida ni cualquier chocolate sirve. De hecho, según indica el cirujano cardíaco y jefe de cardiología, cirugía cardíaca y unidad coronaria de Clínica RedSalud Santiago, Carlos Orfali, el chocolate que ayudaría a prevenir problemas cardiovasculares es el negro.

Pero, ¿cómo ayuda este producto a evitar problemas? "Ayuda a restaurar la flexibilidad de las arterias y evita que los leucocitos se peguen a las paredes de los vasos sanguíneos", indica el especialista, quien recalca que su consumo debe ser en porciones pequeñas.

Brocoli y nueces también sirven

De todas formas no es el único alimento que resulta útil para evitar problemas coronarios. Según el experto, ciertos alimentos han superado la prueba del tiempo y se ha considerado que son saludables para el corazón en todas las ediciones de guías y recomendaciones alimentarias.

Esta breve relación incluye frutas, verduras y cereales integrales. Otro tipo de alimentos que actualmente se pueden considerar saludables, son: el aceite de oliva, el pescado y los frutos secos, entre otros.

Orfali explica que “las frutas y verduras se han considerado siempre alimentos que fomentan la buena salud. Esto se debe a la asociación existente entre el mayor consumo de estos productos y la reducción del riesgo de sufrir enfermedades crónicas. En consecuencia, las guías alimentarias actuales recomiendan aumentar el consumo de frutas y verduras hasta en cinco raciones al día”.
Alimentos clave:

1. Nueces. Alimento “ideal” para prevenir y cuidar problemas cardiovasculares gracias a sus altos niveles de ácidos grasos Omega-3, que protegen el corazón.

2. Brócoli. Contiene ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K, antioxidantes. Además, es un alimento que ayuda a reducir el riesgo de accidentes vasculares.

3. Frutillas. Contienen flavonoides, que contribuyen a dilatar las arterias, protegen el endotelio (la capa interior de los vasos sanguíneos) y controlan la tensión arterial.

4. Curry. La curcumina, un antioxidante presente en este condimento, reduce las probabilidades de sufrir insuficiencia cardíaca e hipertensión por sus propiedades antiinflamatorias.

5. Té verde. Una o dos tazas al día contribuyen a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que ayudan a disminuir los niveles altos de grasa en la sangre.

6. Aceite de oliva. La ingesta diaria de aceite de oliva ayuda a proteger la salud cardiovascular gracias a su composición en ácidos grasos y por sus antioxidantes.

7. Salmón. Ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos e incrementa la fluidez de la sangre, al mejorarse la elasticidad de las paredes arteriales.

8. Vino tinto. El etanol y los polifenoles tienen efectos beneficiosos sobre las moléculas inflamatorias causantes de la ateroesclerosis.

9 . Legumbres. Sus proteínas de excelente calidad y su poca grasa, favorecen un nivel saludable de colesterol en la sangre.

Alimentos que aumentan el riesgo cardiovascular

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda reducir la ingesta de sodio para disminuir la tensión arterial y el riesgo de enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y cardiopatía coronaria en adultos. A su vez recomienda consumir menos sodio en el caso de los adultos a menos de 2 g/día (equivalente a menos de 5g de sal al día).

El especialista de Clínica RedSalud Santiago explica que según “la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017 reveló que en Chile se consume 9,4 gramos de sal al día, cinco gramos más por sobre de los recomendados por la OMS. La cifra se ha mantenido casi inalterable, ya que en la última medición en 2010 fue de 9,8 gramos”.

Orfali sugiere evitar el consumo de leche y lácteos enteros, cereales, fruta en almíbar, frutos secos salados, carnes grasas, como cordero, pato, gallina, vísceras, embutidos, paté; también pescados en conserva salado o ahumado; tocino, mantequilla, margarina, refrescos azucarados, golosinas y alcohol.
“El aumento del consumo de azúcar se traduce en mayores índices de obesidad y de enfermedades como la diabetes. Ambas condiciones aumentan el riesgo de padecer cardiopatía coronaria, problemas renales, arteriales oclusivas, accidentes cerebrovasculares, etc.”, puntualiza el especialista.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo