“No existe una alumna con ese nombre”: contó por redes sociales que se había recibido de ingeniera agrónoma y la universidad salió a decir que era mentira

“Soy ingeniera agrónoma, carajo”, había escrito en Facebook.

Por Camilo Henríquez

“Lo que siento ahora no hay explicación alguna. Hoy más que nunca soy la más feliz del mundo”. Con esas “palabras” una joven contaba a través de las redes sociales que se había recibido de ingeniera agrónoma.

El texto también indicaba que después de "5 años de esfuerzo" pudo lograr su sueño y agradeció a Dios, a su familia y a su novio. Por último, señalaba que “a partir de ahora viene una nueva vida y tantos proyectos por realizar y cumplir”.

En Facebook, además, publicó una foto con la “Defensa de tesis”, en la que se podía ver el logo de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE).

Según Crónica, familiares y amigos celebraron la obtención del “título”, hicieron una fiesta en su honor y realizaron “la tradicional ceremonia de arrojar huevos y agasajar a la estudiante”.

El festejo también quedó registrado en redes sociales, pero pronto la joven pasó de la alegría a la vergüenza.

Desde la facultad de Agronomía y Agroindustrias de la universidad, salieron a desmentirla.

En su página web y por medio de un comunicado, la casa de estudios afirmó que “en virtud de las publicaciones realizadas por A.N.G. en su propia cuenta de Facebook y a la difusión o propaganda que han tenido las mismas, es que la Facultad de Agronomía y Agroindustrias de la UNSE se ve compelida a informaron que los términos expresados en dichos posteos revisten absoluta falsedad en tanto que no existe personal real con ese nombre a la que esta institución le haya otorgado el título de Ingeniero Agrónomo”.

Incluso detalla que en los registros de la universidad “no existe una alumna activa en la carrera de Ingeniería Agronómica con el nombre referido”.

El documento, firmado por la decana Myriam Villareal, manifiesta su repudio por hechos de dicha naturaleza, “entendiendo que el uso de los isologotipos que representan a la institución así como títulos, tesis, nombres de profesionales que actuaron en carácter de director y comité evaluador en otras instituciones, constituyen una falta grave que puede configurar delitos contra la administración pública y/o delitos penales”.

Finalmente, agregan que rechazan el “comportamiento desaprensivo de aquellos individuos que atentan y agravian los valores que sustentan las instituciones de Educación Pública”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo