Le dijo a la policía que estaba soñando que cortaba un árbol: se encontraba borracho y mutiló a su sobrino con una motosierra

“Fue el asesinato más espantoso que jamás haya visto”, dijo el jefe de la policía.

Por Camilo Henríquez

“Fue el asesinato más espantoso que jamás haya visto”. Así definió el jefe de policía del municipio de Culaba en Filipinas el homicidio de Eduardo Rosquitos, quien fue mutilado por su tío con una motosierra.

La investigación indica que Roger Paje, su sobrino y Edgardo Cañete se habían ido de juerga, y habían estado tomando hasta entrada la mañana del pasado domingo en la casa de uno de ellos.

Cerca de la 1 de la tarde, Cañete se despertó al escuchar el ruido de una motosierra y pudo ver cómo Paje se aproximaba a Rosquitos, el que estaba durmiendo en el piso, señala Manila Bulletin.

El hombre de 48 años no dudó un momento y comenzó a cercenar a su sobrino. Según algunos medios, el sujeto lo decapitó y le cortó las manos, mientras otros aseguran que lo “partió por la mitad, desde el cuello hasta la ingle”.

Cañete vio con espanto la escena, y al pensar que “seguía él”, salió corriendo de la vivienda y dio aviso a la policía.

En su declaración, además, Cañete indicó que el victimario tenía los ojos cerrados mientras cometía el asesinato.

Paje se entregó horas más tarde y aseguró que no supo lo que estaba haciendo y que en el momento del homicidio estaba soñando que cortaba con la motosierra un cocotero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo