Lagartijas albinas mutantes: así son los primeros animales del mundo en ser editados genéticamente

¿A cuántos pasos de X-Men estamos?

Por Nathaly Lepe

Que existe la modificación genética se sabe hace un tiempo y que incluso hay científicos que buscan hacer esos trabajos en seres humanos también, pero esta vez un equipo de la Universidad de Georgia, en Estados Unidos, lo hizo realidad al crear la primera lagartija mutante del mundo.

El equipo liderado por Douglas B. Menke, logró editar genéticamente a un reptil, dando como resultado una lagartija albina del tamaño de un dedo índice. El trabajo cuyos resultados fueron publicados en la revista científica "Cell reports", fue realizado por medio de la técnica CRISPR-Cas9, que no es otra cosa que hacer "copy-paste" con el material genético.

Los investigadores concluyeron después de crear la lagartija mutante que este tipo de edición genética se puede realizar fuera de los principales modelos animales e incluso que los sujetos modificados pueden transmitir de manera exitosa los cambios a sus descendientes.

"En lugar de realizar la edición de genes en óvulos fertilizados o embriones de células individuales, realizamos la edición de genes en óvulos no fertilizados mientras seguimos unidos físicamente al ovario de lagartijas adultas", explicó Menke. 

Un poco de historia

Cabe recordar que el  primer animal modificado genéticamente fue un ratón transgénico, creado en 1974, aunque en dicha oportunidad los científicos tardaron siete años en el laboratorio para poder modificar los genes de sus crías. 

Sobre el trabajo actual, los investigadores explicaron que tras analizar los resultados, establecieron que la modificación genética da mejores resultados cuando el embrión está recién formado.

La edición de genes se realiza inyectando reactivos en óvulos recién fertilizados o cigotos unicelulares, sin embargo, esa técnica no se puede aplicar en los reptiles, porque un embrión unicelular aislado de una lagartija hembra es difícil de transferir, lo que obliga a hacer la edición al interior de la lagartija.

Por eso, el equipo del profesor Menke inyectar los reactivos CRISPR en los óvulos no fertilizados dentro de los ovarios, logrando un funcionamiento correcto de la técnica.

Para el equipo estudiar las funciones genéticas en reptiles permite explorar aspectos del desarrollo que se estudian mejor en modelos animales no establecidos y en una instancia futura, aplicar esta técnica de edición de genes en otros animales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo