“El perro corrió en círculos tratando de escapar de su agonía”: ató a un pitbull, lo roció con un líquido inflamable y le prendió fuego

Maldad pura.

Por Camilo Henríquez

La pena máxima por crueldad animal. Esa fue la condena que recibió Jyahshua A. Hill por un horrible caso de maltrato contra su mascota.

El 10 de febrero pasado, el joven de 20 años salió de su casa en Richmond arrastrando a un pitbull con una correa y lo llevó a un parque que está a dos kilómetros de su casa.

Ahí, el sujeto lo ató a una cerca, lo roció con un líquido para recargar encendedores y luego de prendió fuego, señala The News & Advance.

“Mientras el acusado huía a pie, el perro corrió en círculos tratando de escapar de su agonía”, señaló la fiscal Denise Anderson.

Luego de una denuncia por parte de los vecinos, el perro fue trasladado hasta un refugio donde fue tratado por quemaduras en el 40% de su cuerpo, pero lamentablemente Tommie, como lo llamaron en el lugar, murió a los 5 días.

Tres meses después de ocurrido el incidente, Hill fue detenido, acusado de crueldad animal y el miércoles fue sentenciado luego de declararse culpable.

El joven deberá pasar 5 años en la cárcel sin la posibilidad de salir de forma anticipada, luego será supervisado por tres años tras la liberación y se le prohibió de por vida tener animales, lo que es la sanción máxima que se puede aplicar en el estado de Virginia por los casos de crueldad animal.

“Es una victoria para los activistas de los derechos de los animales y la memoria de Tommie”, agregó la fiscal.

“Tengo la esperanza de que esta sentencia envíe un mensaje, de que no jugamos, y que si lastimas a un animal te encontraremos “, afirmó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo