El rostro de la tragedia: la devastadora historia de la niña de 17 meses que lucha por su vida tras el tiroteo en Texas

La niña se encuentra en estado grave, con heridas en su pecho y rostro.

Por Nathaly Lepe

A 7 subieron las víctimas fatales del tiroteo que se registró ayer en Texas después de que un hombre al que patrulleros estatales dieron el alto por no señalizar un giro empezara a disparar y huyera. Más de 20 personas fueron baleadas antes de que el hombre fuera abatido ante un cine, según dijeron las autoridades el sábado.

Una de las historias que más ha impactado después del tiroteo es la de Anderson Davis, una niña de 17 meses, que sufrió graves heridas en su pecho y rostro tras el ataque. 

Para ayudar a la familia de la bebé, los amigos crearon una página en la plataforma GoFundMe para ayudar a la familia Davis a recaudar US$ 200.000 para ayudarlos a costear cualquier gasto para ayudar a resguardar la vida de Anderson. 

Tiroteo en Texas: Cinco personas murieron y otras 21 resultaron heridas

El supuesto atacante habría sido abatido por las policía local.

"Ella está viva"

La organizadora de la recaudación de fondos, Haylee Wilkerson, escribió que la familia "tendrá muchas (cosas) que tendrán que pagar".

La madre de la bebé entregó a través de la página una actualización de cómo evoluciona la pequeña.

“Estamos en un viaje muy largo a Lubbock. Anderson es una sobreviviente. Sus signos vitales son buenos. La llevan a Lubbock mientras conducimos. No poder ir con ella es más que doloroso. Anderson tiene 17 meses, tiene metralla -restos de los disparos- en su pecho derecho, lo que gracias a Dios es superficial. Además tiene un agujero en su labio inferior y lengua y sus dientes frontales ya no existen. Pero ella está viva", escribió. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo