“No vas a morir… te estás volviendo loca”: llamó a la policía para pedir ayuda, pero le respondieron de forma “insensible e indiferente” e incluso se burlaron de ella

La mujer falleció ahogada tras una repentina inundación.

Por Camilo Henríquez

El caso de Debra Stevens ha desatado un rechazo hacia la policía y un cuestionamiento a sus protocolos luego de que la mujer muriera ahogada en su auto y fuera tratada de mala forma por la operadora de emergencias.

La mujer de 47 años había salido temprano la mañana del 24 de agosto pasado para realizar su trabajo habitual repartiendo diarios en Fort Smith, Arkansas.

Según CNN, la mujer se vio atrapada en medio del agua tras “crecientes inundaciones” y no podía salir de la camioneta en la que viajaba por lo cual llamó al 911 para pedir ayuda.

En medio de la desesperación mientras el agua cubría el vehículo, a Debra le costó dar su ubicación correcta, le dijo a la operadora que no sabía nadar y que no quería morir.

“No puedo salir y estoy muerta de miedo, señora. ¿Puede ayudarme, por favor?”, fueron parte de sus primeras palabras.

En el audio que se dio a conocer hace unos días se puede escuchar a la operadora de forma cortante e incluso burlándose por momentos de la mujer: “No vas a morir. No sé por qué te estás volviendo loca… Te estás volviendo loca”.

Debra le dice que tiene ganas de vomitar, a lo que la telefonista contesta “estás en el agua, puedes vomitar. No va a importar”.

“Esto te enseñará la próxima vez que no conduzcas en el agua. No sé cómo no lo viste. Tenías que pasar por encima. El agua simplemente no apareció”, le señala en un momento la operadora.

Fueron 22 minutos los que la mujer estuvo al teléfono y cuando la operadora hablaba con los bomberos les dijo que estaba tratando de determinar la ubicación de la mujer y que “se está volviendo loca”.

Debra le relataba que la camioneta se estaba moviendo, que ya casi no podía respirar y comenzó a gritar.

“Voy a morir”, fueron las últimas palabras de la mujer.

La llamada se cortó a las 5 de la mañana y recién 58 minutos después los servicios de urgencia dieron con el vehículo en el que se encontraba Debra, pero ya no había nada que hacer.

La policía de Fort Smith sacó un comunicado explicando lo sucedido y puso a disposición de los medios el audio.

En el texto, se indica que la grabación contiene los” últimos momentos de una persona moribunda” y se asegura que aunque la operadora parece “insensible e indiferente” ante los hechos, hizo todos los esfuerzos para “localizar y salvar a la señora Stevens”.

Finalmente, la policía informó que el día que ocurrieron los hechos era la última jornada de trabajo de la operadora, ya que había renunciado hace unas semanas atrás y que por lo mismo “no podemos investigar a alguien que ya no trabaja aquí”, manifestó el jefe de policía Danny Baker.

Eso sí, afirmó que iniciaron una investigación sobre cómo operan sus políticas de respuestas en los llamados de emergencia e incluso que están viendo algunas fórmulas para capacitar de mejor manera a los operadores, mejorar sus protocolos y a quienes tienen que realizar los rescates, apunta CBS News.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo