Nadie lo echó de menos: había muerto hace un mes y cuando la policía lo encontró su perra le había comido parte del pie

El hedor que salía de su departamento motivó el llamado de una vecina.

Por Camilo Henríquez

Un mes. Un mes completo llevaba sin dar rastros de vida un hombre de 56 años y a nadie le importó, nadie lo echó de menos.

Así fue el triste final de Matías, el que fue encontrado muerto en su departamento en Madrid. En el lugar también estaba su perra, la que se encontraba viva, y que le comió parte del pie derecho, se cree para sobrevivir.

Según El País, el sujeto se había aislado tras la muerte de su madre y un diagnóstico de cáncer de páncreas. Además debió dejar su trabajo como cocinero en la cárcel de Soto del Real debido a la enfermedad.

Como por diversos hechos no tenía una buena relación con los otros habitantes del edificio -dicen que ponía la música muy alta y no limpiaba las deposiciones de su perra-, nadie notó y se preocupó por su ausencia, hasta que una vecina que llegó de vacaciones encontró con un terrible olor.

Llamó a la policía y cuando los agentes golpearon la puerta del apartamento lo único que tuvieron como respuesta fueron los ladridos del animal.

Al ingresar, el olor era insoportable y el cuerpo de Matías estaba en la cama del dormitorio principal, descomponiéndose y le faltaba parte del pie que había sido devorado por su perra.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo