El enigma que desconcierta al mundo: enorme observatorio submarino desaparece misteriosamente sin dejar ningún rastro

Lo único que encontraron en la zona fue un cable destrozado.

Por Christian Monzón

Un gran observatorio submarino ubicado en pleno Mar Báltico desapareció misteriosamente, en un hecho que tiene desconcertado a los expertos alemanes.

La estación de seguimiento, gestionada por el Centro GEOMAR Helmholtz para la Investigación del Océano Kiel y el Centro Helmholtz Geesthacht (HZG), servía para recopilar datos científicos y estaba ubicada en un área restringida frente a la costa norte del país germano.

Acorde a lo informado por GEOMAR en un comunicado, las transmisiones del observatorio se detuvieron inesperadamente el pasado 21 de agosto, por lo que enviaron buzos a revisar la zona, descubriendo que lo único que quedaba era un cable destrozado, acorde a lo consignado por Gizmodo.

El coordinador del proyecto para el Observatorio Boknis Eck, Hermann Bange, sostuvo al respecto que "cuando los buzos llegaron al fondo del mar la semana pasada en la ubicación del observatorio, solo encontraron el cable terrestre arrancado. Estaba completamente triturado".

¿Qué pasó?

Este hecho causó incertidumbre en Alemania, ya que nadie sabe qué pasó con la estación, considerando que los buques tienen prohibido pasar por dicha zona, lo que incluye a los barcos pesqueros.

La explicación más aceptada es que un grupo de personas haya retirado la estación, pero nadie sabe quién o quiénes podrían estar detrás de esto.

Otras teorías planteadas, como que el observatorio haya sido movido por un animal marino o por las corrientes oceánicas, fueron descartadas considerando el tamaño de la estructura.

Por lo mismo la investigación buscará dilucidar qué pasó con la estación y cuál es el propósito que tienen quienes se la hayan llevado.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo