Estaba tan borracha que llamó a la policía para denunciar a un conductor ebrio y era ella la que iba manejando

Cuando le pidieron la patente dio la de su propio auto.

Por Camilo Henríquez

Una mujer terminó delatándose a ella misma luego de llamar a la policía para denunciar que “alguien” manejaba en estado de ebriedad.

La insólita situación ocurrió en Utah cuando Breanna Dawn Hernández se comunicó con el 911 señalándoles que estaba “siguiendo a un conductor ebrio”, indica ABC4.

Cuando empezó a hablar, el operador notó que la mujer lo hacía de forma extraña, como si estuviera “intoxicada”. Además eructaba constantemente y durante toda la comunicación estuvo riéndose.

En un momento, le pidió la patente del vehículo que supuestamente lo manejaba un conductor ebrio y Breanna dio la de su propio auto.

Una vez que la policía logró dar con la mujer, ésta salió corriendo y tuvo que ser “inmovilizada” por los oficiales.

Estaba tan intoxicada que un doctor llegó a la escena para evaluarla, pero no dejó que le hicieran ninguna prueba y al final fue derivada a un hospital, donde tuvo que ser sedada por el personal para que se quedara tranquila.

En el auto la policía encontró una botella de whisky casi vacía.

Cuando finalmente despertó, la mujer dijo que estaba “lista para ir a la cárcel” y fue llevada a la penitenciaría del condado de Davis.

Breanna fue sentenciada por conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, deberá pasar 12 días en prisión y pagar 1260 dólares, y estará 12 meses bajo libertad condicional.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo