Gigantesca ola de calor oceánica alerta al mundo: anomalía térmica que asesinó a millones de especies marinas vuelve a amenazar al Pacífico

Hace cinco años atrás causó devastadores efectos y los científicos advierten que el terrible escenario podría volver a repetirse.

Por Christian Monzón

El 2014 ocurrió una anomalía térmica sin precedentes en el océano Pacífico entre Baja California y Alaska en Estados Unidos, que derivó en la muerte de millones de animales marinos.

Dicho fenómeno lamentablemente podría volver a repetirse, de acuerdo a lo informado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), según detalla el portal Science Alert.

Al respecto, hace cinco años atrás apareció de forma inusual una gran porción de agua oceánica inusualmente cálida frente a la costa oeste norteamericana, manteniéndose el incremento de la temperatura por un largo tiempo, lo que propició la proliferación de algas tóxicas que generó la muerte de por ejemplo 100 millones de ejemplares de bacalao del Pacífico y el deceso de al menos medio millón de aves marinas.

NOAA Así se ve Blob. NOAA

De igual manera, ocurrió una disminución en un 30% de la población de ballenas jorobadas, mientras que también cayó significativamente la cantidad de crustáceos y leones marinos.

Mientras que diversos cetáceos murieron tras ser atrapados por redes de pescadores, al acercarse a la orilla para escapar de las aguas cálidas.

Este fenómeno fue bautizado como Blob, el monstruo que consume todo en la película de terror "La Mancha Voraz", indicándose que desde que existen los registros en 1981 jamás se había dado una situación como esta.

¿Podría volver a ocurrir?

Los investigadores de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) se encuentran en alerta debido a que este fenómeno nuevamente se está gestando y en la misma localización que hace cinco años.

El ecólogo marino Chris Harvey del Centro de Ciencias Pesqueras del Noroeste señaló al respecto que "dada la magnitud de lo que vimos la última vez, queremos saber si esto evoluciona en un camino similar".

Y al parecer este hecho está ocurriendo. Andrew Leising, quien desarrolló un sistema para rastrear y medir las olas de calor marinas para NOAA, manifestó que el nuevo Blob "está en una trayectoria para ser tan fuerte como el evento anterior". "Ya, por sí solo, es uno de los eventos más importantes que hemos visto", agregó.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo