Una comida cada 9 horas: NASA descubre extraño agujero negro supermasivo que se devora 12 lunas al día

"Este comportamiento es tan inédito que tuvimos que acuñar una nueva expresión para describirlo: 'Erupciones cuasi periódicas de rayos X '", señalaron desde la agencia espacial norteamericana.

Por Christian Monzón

Si uno hiciera una estructura de sus días y señalara los momentos en que se alimenta, podríamos dividirlos en tres partes: desayuno, almuerzo y once/cena.

Esto mismo podría decir un agujero negro supermasivo localizado al centro de la galaxia GSN 069, el cual fue recientemente descubierto por la NASA.

Según informó la agencia espacial estadounidense, lo curioso es que este se alimenta de forma saludable, ya que no se saltaría ninguna comida al hacerlo durante tres veces al día.

"Este agujero negro está en un plan de alimentación como nunca antes habíamos visto. Este comportamiento es tan inédito que tuvimos que acuñar una nueva expresión para describirlo: 'Erupciones cuasi periódicas de rayos X"", señaló al respecto el astrónomo de la Agencia Espacial Europea (ESA) Giovanni Miniutti.

En ese sentido, el agujero negro se devora una cantidad de materia comparable a cuatro lunas y que haría esta actividad cada nueve horas, algo que nunca se había visto antes.

Cabe mencionar que el agujero negro se encuentra localizado a 250 millones de años luz de la Tierra y contiene aproximadamente 400 mil veces la masa del Sol.

Acorde a lo reportado por la NASA, "el Observatorio de rayos XMM-Newton de la ESA fue el primero en observar este fenómeno en GSN 069 con la detección de dos ráfagas el 24 de diciembre de 2018. Miniutti y sus colegas luego siguieron con más observaciones de XMM-Newton el 16 y 17 de enero de 2019, y encontraron cinco arrebatos . Las observaciones de Chandra menos de un mes después, el 14 de febrero, revelaron tres arrebatos adicionales".

Esto luego fue visto también por Observatorio de rayos X Chandra de la agencia espacial norteamericana.

El coautor de la investigación e integrante del Centro Europeo de Astronomía Espacial en Madrid, Richard Saxton, afirmó que "al combinar datos de estos dos observatorios de rayos X, hemos seguido estos arrebatos periódicos durante al menos 54 días".

"Esto nos da una oportunidad única para presenciar el flujo de materia en un agujero negro supermasivo que se acelera y se ralentiza repetidamente", indicó.

Acorde a la investigación, "durante los estallidos la emisión de rayos X se vuelve aproximadamente 20 veces más brillante que durante los momentos de silencio. La temperatura del gas que cae hacia el agujero negro también sube, de aproximadamente medio millón de grados Celsius durante los períodos tranquilos a aproximadamente 1,3 millones durante los arrebatos. La temperatura de este último en tanto es similar a la del gas que se encuentra alrededor de los agujeros negros supermasivos que crecen más activamente".

Según reporta la NASA, "el origen de este gas caliente ha sido un misterio de larga data porque parece estar demasiado caliente para asociarse con el disco de materia que cae alrededor de los agujeros negros. Aunque su origen también es un misterio en GSN 069, la capacidad de estudiar un agujero negro supermasivo donde el gas caliente se forma repetidamente y luego desaparece puede proporcionar pistas importantes".

La coautora e integrante del Centro de Astrobiología de la ESA, Margherita Giustini, afirmó que "creemos que el origen de la emisión de rayos X es una estrella que el agujero negro se ha roto parcial o completamente y está consumiendo poco a poco".

"Pero en cuanto a las ráfagas repetidas, esta es una historia completamente diferente cuyo origen necesita ser estudiado con más datos y nuevos modelos teóricos", remató.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo